Australian Open: Sebastián Báez, en su primer Grand Slam, llevó al límite a Tsitsipas, no le alcanzó y se despidió dejando una valiosa imagen

·4  min de lectura
El saludo del griego Stefanos Tsitsipas con Sebastián Báez tras derrotarlo en la segunda ronda de Australia; el argentino dejó una buena imagen en su primer main draw de Grand Slam.
Andy Brownbill

Sebastián Báez, el argentino de 21 años que hace una temporada estaba fuera del Top 300, tuvo una primera experiencia en un cuadro principal de Grand Slam para valorar mucho. Actual 88° del ranking, una de las piezas más destacadas de la nueva generación de raquetas nacionales se marchó del Australian Open al caer en la segunda ronda con el griego y cuarto favorito, Stefanos Tsitsipas, a quien llevó a los límites antes de tropezar por 7-6 (7-1), 6-7 (5-7), 6-3 y 6-4, en 3h22m.

“Fue una buena experiencia. Me llevo cosas buenas, cosas malas, cosas para mejorar. Fue mi primer main draw de Grand Slam y me voy contento por haberme llevado buenas sensaciones, por un lado, y por el otro, triste y enojado por saber que tuve momentos en los que pude hacer algo más. Es una deuda que me llevo para cuando vuelva el año que viene y no las deje pasar”, expresó, dejando traslucir su hambre deportiva, el tenista nacido en Billinghurst (San Martín). Si bien su origen -como el de la mayoría de los jugadores de nuestro país- fue sobre polvo de ladrillo, Báez demostró en Melbourne (y también lo hizo el año pasado en el Next Gen ATP Finals, en Milán) que se adapta muy bien a los courts de superficie dura.

El camino del argentino Sebastián Báez en el Australian Open se detuvo en la segunda ronda, ante el griego Tsitsipas, cuarto favorito.
MARTIN KEEP


El camino del argentino Sebastián Báez en el Australian Open se detuvo en la segunda ronda, ante el griego Tsitsipas, cuarto favorito. (MARTIN KEEP/)

“Yo vengo trabajando hace mucho enfocado en mí, en lo que me dice mi equipo, y ser mejor. Ese es el foco que me ponen todos los días y que me llevó adonde estoy y a seguir mejorando el nivel de tenis y como persona. El trabajo y la inteligencia hacen un combo que es muy bueno. Comencé sin ranking con el mismo equipo que hoy tengo, y eso habla de la confianza y la capacidad de ellos. Así logramos muchas cosas y espero conseguir mucho más”, apuntó Báez, que puso en aprietos a Tsitsipas (dos veces semifinalista en Australia) y lo hizo sentirse incómodo en el mismísimo Margaret Court Arena, el segundo escenario en importancia del Melbourne Park.

“No fue fácil. Pero me alegro de haber superado ese obstáculo hoy. Es un gran jugador”, dijo Tsitsipas cuando se le preguntó sobre Báez. Y aportó: “Sé que tuvo una buena actuación en las Next Gen Finals, que es un torneo que jugué hace unos años. Es una indicación de que lo ha estado haciendo bien. Tiene uno de los golpes de derecha más poderosos a los que me he enfrentado”. El francés Benoit Paire será el rival del griego en la tercera ronda del certamen aussie.

Tras su primera experiencia en Australia, el calendario de Sebastián Báez continuará en los ATP de Córdoba y Buenos Aires.
AARON FRANCIS


Tras su primera experiencia en Australia, el calendario de Sebastián Báez continuará en los ATP de Córdoba y Buenos Aires. (AARON FRANCIS/)

Báez, que en la primera ronda había batido al español Albert Ramos Viñolas en cinco sets, ante Tsitsipas anotó cinco aces, cometió cuatro doble faltas, logró el 74% de primeros servicios, ganó 63% de puntos con el primer saque y el 56% con el segundo. Le quebró dos veces el servicio al jugador diestro de estupendo revés de una mano y cedió el suyo en cuatro oportunidades. El entrenado por Sebastián Gutiérrez logró 35 tiros ganadores (44 del europeo) y cometió 48 errores no forzados.

Sebastián Báez vivió, en Australia, su primera experiencia en el main draw de un Grand Slam y dejó una imagen muy positiva.
Andy Brownbill


Sebastián Báez vivió, en Australia, su primera experiencia en el main draw de un Grand Slam y dejó una imagen muy positiva. (Andy Brownbill/)

Consultado por LA NACION sobre cómo continuará la gira para él a partir de ahora, ya que está anotado para jugar la clasificación en los ATP 250 de Córdoba y Buenos Aires (hasta el momento no tiene invitaciones para los main draw asignadas), Báez explicó: “La idea es jugar la gira sudamericana, y si me toca ir a la qualy, lo haré. Lo que hicimos hasta hoy fue ganarnos nuestro espacio sin ayuda de nadie, desde siempre. Creo que es algo que le da el doble de valor, y así como empezó, seguirá. Tengo confianza en mi equipo y en mi entrenador. Ahora me toca recuperarme lo mejor posible y pensar cómo volver a casa”. El camino en las grandes ligas recién comienza para Báez, hijo de un veterano de Malvinas, pero su capacidad y su deseo de progresar lo lleva a pisar fuerte, con ilusión.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.