Australian Open: las pelotas, el enemigo público número uno de los jugadores

Alexander Zverev, con la mirada fija en la pelota, que ha sido criticada por Nadal y Djokovic
Alexander Zverev, con la mirada fija en la pelota, que ha sido criticada por Nadal y Djokovic - Créditos: @WILLIAM WEST

El nueve veces campeón del Grand Slam australiano, Novak Djokovic, y el ya eliminado defensor del título, Rafael Nadal, coincidieron en que las pelotas del primer Grand Slam del año no se corresponden con la calidad a la que están acostumbrados. En un deporte de máxima precisión como el tenis el más mínimo detalle puede ser de gran influencia. El intenso calor imperante en Australia en las fechas en que se lleva a cabo el torneo obliga a que la pelota tenga una alta resistencia y que no pierda rebote y velocidad.

Ya después de algunas semanas entrenando, Rafael Nadal había señalado en rueda de prensa que no había cambio en la velocidad de la cancha pero sí en la velocidad de las bolas. “Dicen que son las mismas, pero son peores de calidad sin ninguna duda. Es una bola que no consigue el mismo efecto de siempre. Después de un par de golpes, la pelota pierde la presión. Es más difícil golpear con el giro correcto”.

El Australian Open cambió de pelotas en 2019, pasando de jugar con bolas Wilson a las actuales Dunlop, una novedad que en su momento generó mucha polémica entre los jugadores. Una pelota Wilson no se comporta de igual forma que una Dunlop ni que una Babolat, Head o Penn y según las condiciones en las que se celebre el torneo, cada bola se sentirá de forma distinta. Fueron muchos los que señalaron que con las nuevas bolas se perdía mucho efecto, un aspecto que se nota aún más en función del horario en que se juegue.

Rafael Nadal, quien se lesionó y quedó fuera del Abierto de Australia, aseguró que se pierde espectáculo en el tenis por las pelotas que son pesadas y no saltan.
Rafael Nadal, quien se lesionó y quedó fuera del Abierto de Australia, aseguró que se pierde espectáculo en el tenis por las pelotas que son pesadas y no saltan. - Créditos: @Asanka Brendon Ratnayake

El tenista español, que se lesionó y quedó fuera del torneo, aseguró que “se pierde espectáculo” porque las pelotas son más huecas y pesadas, no saltan y son menos propensas a tomar efectos. Argumentó: “El tenis es más entretenido cuando hay más estilos de juego. Se pierde espectáculo porque nos hace jugar a todos de una manera muy similar y entiendo que el tenis es más divertido cuando hay diferentes opciones”. Su compatriota, Pablo Andújar, al ser consultado por las declaraciones del manacorense declaró estar de acuerdo con él. “Cuando Rafa y yo empezamos las pelotas te hacían más caso”. Las pelotas “de antes” se controlaban más y eso daba lugar a estilos muy diversos dentro del circuito.

Nadal no fue el único en opinar sobre este tema que está suscitando cierto debate en este Open de Australia. Novak Djokovic, en su última rueda de prensa, dejó claro que no tiene dudas; estas bolas son más lentas que años anteriores. “Las pelotas han cambiado este año. Son diferentes: cuantos más intercambios y más tiempo de, juego, la bola se hace más grande o más peluda, y es más lenta. He visto que Popyrin lleva cuatro horas de partido, que Ruud ha jugado durante tres horas y media. Creo que vamos a ver partidos de más duración este año, y uno de los motivos principales probablemente sea la bola. No creo que la velocidad de la pista haya cambiado mucho: las pistas exteriores son bastante rápidas, los estadios algo más lentos, pero la bola es más lenta y eso afecta al juego”, declaró el serbio.

El serbio Novak Djokovic criticó la calidad de las pelotas utilizadas en el torneo
El serbio Novak Djokovic criticó la calidad de las pelotas utilizadas en el torneo - Créditos: @Aaron Favila

El clima y las temperaturas pueden afectar el rebote, al igual que cuando el partido se mantiene bajo techo, como ha sido el caso de varios partidos debido a la lluvia y al calor. Pero Félix Auger-Aliassime, número seis del ranking ATP, señaló también el miércoles a las pelotas: “No podés hacer nada con estas pelotas. No quiero quejarme, pero está claro que las pelotas no están rebotando”. El canadiense debió esforzarse para ganarle al eslovaco Alex Molcan en cinco sets y alcanzar la tercera ronda, etapa en la que se medirá con el argentino Francisco Cerúndolo.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En la misma línea se expresó el español Pablo Carreño, quien criticó que “la bola se gasta muy rápido y cuando se gasta se pone muy pesada”. “Si eres capaz de darle muy duro, no tienes que pensar tanto, porque le puedes dar muy fuerte y la bola no se escapa porque está pesada. A los que no tenemos tanta fuerza, nos cuesta un poco más”, indicó.