Australian Open: Novak Djokovic acapara todas las luces y busca igualar el récord de Rafael Nadal

Rafael Nadal, el campeón defensor del Australian Open, durante uno de sus ensayos previos al debut en Melbourne, esta noche
Rafael Nadal, el campeón defensor del Australian Open, durante uno de sus ensayos previos al debut en Melbourne, esta noche - Créditos: @WILLIAM WEST

Leyendas, nuevas figuras, ilusionados, preocupados… y ausentes, ¿por qué no? De todo se puede encontrar en este comienzo de la temporada 2023 del mundo del tenis, que tiene su primer episodio de máximo relieve en el Australian Open que comenzará este domingo argentino por la noche (desde las 21), la mañana del lunes en el Melbourne Park, el escenario ya preparado para recibir a las estrellas de las raquetas.

En el centro de la escena está Novak Djokovic. A pocos les importa que llegue como el número 5 del mundo: el serbio es el principal favorito a la corona. Lo avalan sus 9 títulos en Australia. Ni siquiera la tormenta del año pasado, con polémica y deportación incluidas por su negativa a vacunarse contra el Covid-19, fueron suficientes para apagar el fervor que despierta Nole.

Comienza el Australian Open, uno de los cuatro Grand Slam de la temporada, siempre una gran atracción para el público durante el verano en Melbourne
Comienza el Australian Open, uno de los cuatro Grand Slam de la temporada, siempre una gran atracción para el público durante el verano en Melbourne - Créditos: @JAMES ROSS

Se juega mucho Djokovic allí. Si dentro de dos semanas levanta la copa Norman Brookes, habrá igualado a Rafael Nadal en esa batalla épica por ver quién gana más torneos de Grand Slam; ambos tendrían entonces 22 trofeos. Y sin nada que defender por su baja forzada del año pasado, los 2000 valiosos puntos como campeón podrán regresarlo a lo más alto del ranking, dependiendo de ciertos resultados. Ausente el español Carlos Alcaraz, líder de la clasificación, además de Djokovic tienen chances de subirse a la cima el noruego Casper Ruud y el griego Stefanos Tsitsipas. Por el contrario, los 2000 puntos que debe revalidar dejan a Nadal con mucho que perder y poco por ganar en este rubro.

Así se prepara Djokovic para el Open

Ya sin Roger Federer, el Big 3 se ha visto reducido a Big 2. Es cierto que han asomado nuevos nombres, pero Djokovic y Nadal han ganado 15 de los últimos 18 títulos grandes. Sólo los últimos tres campeones del US Open, Dominic Thiem (2020), Daniil Medvedev (2021) y Alcaraz (2022) consiguieron escapar del duopolio de las leyendas. Entre Roland Garros 2018 y Wimbledon 2022, el serbio ganó 9 coronas mayores, contra 6 del zurdo de Manacor. Queda claro, entonces, por qué las miradas suelen converger en los dos históricos.

¿Cómo llega Djokovic a la caza de su décimo título en Melbourne? Por un lado, con la tranquilidad de saber que esta vez no habrá batalla legal por su situación sanitaria. También con algunas dudas en la parte física. Empezó 2023 con autoridad, al ganar en Adelaida la 92ª copa de su carrera. Luego debió interrumpir algunos entrenamientos por una dolencia en los isquiotibiales.

Novak Djokovic impacta una devolución durante uno de los últimos ensayos, en el sábado australiano
Novak Djokovic impacta una devolución durante uno de los últimos ensayos, en el sábado australiano - Créditos: @PAUL CROCK

“Me dieron problemas la pasada semana en Adelaida. Sentí que me tiraba y no quise correr ningún riesgo”, admitió Nole, con la certeza de que, a los 35 años, debe saber gestionar su cuerpo en la antesala de su certamen de Grand Slam favorito. Su presencia ha generado una inmensa expectativa. “El apoyo que he recibido en los últimos días ha sido algo que no creo haber experimentado muchas veces en mi vida. Estar ahora aquí es un regalo, definitivamente”, dijo sobre el respaldo del público australiano.

Djokovic empezará su camino en la segunda jornada, contra el español Roberto Carballés Baena. Sale con el cartel de 4º preclasificado, por la parte baja del cuadro. En ese mismo sector, pocos reparan en quién es el 2º favorito y aspirante también al primer puesto del ranking: Ruud. Sin embargo, el nórdico llegó el año pasado a las finales de Roland Garros, el US Open y el ATP Finals, además de ganar tres torneos (Ginebra, Gstaad y Buenos Aires, certamen porteño que ya había obtenido en 2020). Para salir de ese perfil subterráneo, el noruego necesita dar un golpe sobre la mesa. ¿Qué mejor escenario que ganar su primer campeonato de Grand Slam? Esa es la misión de Ruud.

Todo está listo en el Melbourne Park para el arranque del primer torneo de Grand Slam de 2023
Todo está listo en el Melbourne Park para el arranque del primer torneo de Grand Slam de 2023 - Créditos: @MANAN VATSYAYANA

Arriba de todos, como primera cabeza de serie y defensor de la corona, está Rafa Nadal. Pero el zurdo mallorquín llega al Melbourne Park en una versión vulnerable: perdió los dos partidos de preparación este año (ante Cameron Norrie y Alex de Miñaur, por la United Cup), y los problemas físicos lo acosan. A la lesión crónica en un pie (el síndrome de Müller-Weiss, que le afecta el astrágalo) se sumaron una dolencia en un cartílago de una costilla y un desgarro en un músculo abdominal. Rafa, además, afrontará un debut de riesgo ante el británico Jack Draper, un ascendente zurdo de 21 años que ocupa el puesto 40º del ranking y viene de ser semifinalista en Adelaida.

“He estado perdiendo más que lo habitual... Soy suficientemente humilde como para aceptar la situación y trabajar con lo que tengo. Necesito volver a construir mi momento, necesito volver a construir esa confianza en mí a través de victorias. Creo que estoy bien preparado. Veremos el lunes si estoy listo para ganar”, reconoció el español. También es cierto que hace un año no parecía llegar en buena forma, y terminó por quedarse con una final inolvidable, tras perder los primeros dos sets a manos de Medvedev. De nuevo surge una verdad histórica: aún herido, jamás hay que descartar a Nadal.

Las altas temperaturas en Melbourne, todo un clásico durante el Australian Open
Las altas temperaturas en Melbourne, todo un clásico durante el Australian Open - Créditos: @MANAN VATSYAYANA

En cuanto a los argentinos, habrá una nutrida participación, con nueve jugadores, incluidos Nadia Podoroska y Guido Pella, que accedió con ranking protegido por lesión, luego de un año fuera de las canchas. El sorteo le deparó al zurdo de Bahía Blanca (y uno de los integrantes del equipo argentino campeón de la Copa Davis, en 2016) un cruce de compatriotas con Francisco Cerúndolo, que llega entre algodones por una molestia abdominal que lo hizo desistir de jugar esta semana en Auckland. Diego Schwartzman también sufrió problemas físicos en su estreno en el torneo neozelandés (por un problema en el aductor izquierdo se retiró tras perder 6-1 el primer set ante el estadounidense Jenson Brooksby), y Sebastián Báez, sumergido en una mala racha, perdió 16 de sus últimos 17 encuentros.

Cuesta imaginar un peor arranque de año para los tenistas nacionales, que no lograron ni un triunfo en los cuadros principales de los certámenes previos, incluida la debacle en la United Cup de equipos mixtos, con derrotas concluyentes frente a Francia (0-5) y Croacia (0-5), bajo la capitanía de Gisela Dulko. Hay matices sobre la situación de cada jugador, por supuesto, pero en lo global queda expuesto un momento muy poco propicio, justo cuando el show está por comenzar.

Francisco Cerúndolo procura su primer triunfo del año, frente a Guido Pella, que entró gracias a tener protegido su lugar en el ranking a raíz de una larga lesión.
Francisco Cerúndolo procura su primer triunfo del año, frente a Guido Pella, que entró gracias a tener protegido su lugar en el ranking a raíz de una larga lesión. - Créditos: @Seth Wenig

Seis de los nueve argentinos entrarán en acción esta noche de domingo y durante la madrugada en el Australian Open, con transmisión por ESPN y la plataforma Star+. Desde las 21, Cerúndolo jugará contra Pella y el platense Tomás Etcheverry se medirá con el francés Gregoire Barrere. Además, Federico Coria se cruzará con el húngaro Marton Fucsovics, Báez chocará con el australiano Jason Kubler y la rosarina Podoroska irá contra la francesa Leolia Jeanjean, que accedió como lucky loser en lugar de la lesionada Ajla Tomljanovic (Australia).

El primer grande sin Serena

En la rama femenina, se tratará del primer torneo grande tras el retiro de Serena Williams. Y también el primer Australian Open sin Ashleigh Barty, la campeona de 2022 que anunció su adiós a las raquetas apenas dos meses después. Desde entonces, el dominio del tenis femenino quedó en manos de Iga Swiatek, que buscará continuar su racha de éxitos. Semifinalista el año pasado, la polaca aspira a subirse al trono de Melbourne, ocupó el número 1 del mundo que dejó Barty y ahora apunta a seguirla en el reinado del Open australiano.

La polaca Iga Swiatek, número 1 y máxima favorita en Melbourne
La polaca Iga Swiatek, número 1 y máxima favorita en Melbourne - Créditos: @Frank Franklin II

Ganadora de ocho títulos en 2022, cifra que engloba Roland Garros y el US Open, Swiatek escapa de la euforia: “No quiero agarrarme demasiado de eso porque quiero seguir adelante y centrarme en mis próximos objetivos”. Otras dos campeonas del Australian Open estarán ausentes por embarazos: Naomi Osaka y Angelique Kerber. Las únicas ganadoras en Melbourne que están activas son Sofia Kenin y Victoria Azarenka... que además chocarán entre sí en la primera rueda. Así, es muy probable que esta primera estación del Grand Slam en el año tenga un nuevo nombre en el palmarés femenino.

Coco Gauff, con apenas 18 años y entrenada por el argentino Diego Moyano, será una de las favoritas en Australia
Coco Gauff, con apenas 18 años y entrenada por el argentino Diego Moyano, será una de las favoritas en Australia

Además de Swiatek, entre las favoritas figuran la tunecina Ons Jabeur, segunda del ranking, que procura su primer título grande tras dos finales perdidas en 2022, y la francesa Caroline García (4ª), que culminó una gran temporada y viene de ganar el Masters de la WTA. Otra gran candidata es la estadounidense Jessica Pegula (3ª), como también su compatriota Coco Gauff. Con apenas 18 años y entrenada por el argentino Diego Moyano, la finalista del último Roland Garros avisó el sábado que “lo mejor está por llegar”.