Australian Open: Juan Pablo Varillas, el peruano al que Alexander Zverev “odió” tener enfrente, pero que le ganó en cinco sets

Alexander Zverev y Juan Pablo Varillas se saludan tras más de cuatro horas de partido, que finalmente fue para el alemán
Alexander Zverev y Juan Pablo Varillas se saludan tras más de cuatro horas de partido, que finalmente fue para el alemán - Créditos: @Dita Alangkara

A nada estuvo de dar un batacazo. Y en su primera participación en el Abierto de Australia. Juan Pablo Varillas es peruano y rozó la gloria al caer ante Alexander Zverev en la primera ronda del primer Grand Slam del año 2023 por 4-6, 6-1, 5-7, 7-6 [7/3] y 6-4, en un duelo que resultó ser toda una batalla. Tras el partido, el alemán felicitó a su rival a quien lo “odió” durante las más de cuatro horas de juego.

Varillas, de 27 años, solo había disputado un partido de Grand Slam. Este fue el segundo, y casi elimina al número 13 del ranking. El primer duelo en un torneo de los grandes había sido en el último Roland Garros y se clasificó para el cuadro final de Melbourne a pesar de no haber pasado las rondas previas por el retiro de otro participante.

A Juan Pablo Varillas no le alcanzó su gran tenis para derrotar a Zverev
A Juan Pablo Varillas no le alcanzó su gran tenis para derrotar a Zverev - Créditos: @Dita Alangkara

En el partido ante Zverev, el jugador peruano, demostró desde un primer momento toda su presencia en la cancha ante el campeón olímpico en Tokio 2020. Vale destacar que el alemán volvía a jugar un Grand Slam tras la grave lesión de tobillo sufrida en la semifinal del último Roland Garros ante Rafael Nadal.

En la Margaret Court, la segunda cancha más importante del Melbourne Park, el tenista número 103 del ranking ATP, desplegó un recital de golpes con su hábil y certera derecha, haciendo correr de un lado a otro a Zverev, que a ratos parecía claramente superado. Lo cierto es que después de sufrir y resistir el gran partido del peruano, la batalla quedó en manos del alemán en cinco sets.

La celebración del campeón olímpico fue una clara muestra de desahogo, sabiendo que no la pasó bien ante Varillas a quien halagó de una manera muy particular luego del partido: “Odié que Juan Pablo estuviera al otro lado de la red”, bromeó Zverev al terminar el partido. “Ha jugado uno de los mejores partidos de su vida, pero creo que es un gran jugador y que va a continuar mejorando en su ranking”, agregó. En la próxima instancia, el alemán se medirá ante el ganador del duelo que disputarán el norteamericano Michael Mmoh y el francés Laurent Lokoli.

Después de más de cuatro horas de batalla, en la que consiguió arrancar dos sets y dispuso de varios puntos de partido en el cuarto set, el peruano finalmente sucumbió en un parejo quinto punto que Zverev no pudo decantar hasta el final. Una vez finalizado el partido, ambos tenistas se retiraron muy aplaudidos por todo el público que vibró con el partido que será uno de los mejores de este Abierto australiano.

Murray, en casi cinco horas

Ni una prótesis de metal en su cadera. Tampoco sus problemas de rodilla. Andy Murray armó una firme ventaja, dejó que desapareciera por completo, y salvó un punto de partido contra Matteo Berrettini antes de imponerse por 6-3, 6-3, 4-6, 6-7 (7), 7-6 (10-6) en un juego épico a cinco sets que duró más de cuatro horas y media en la primera ronda del Abierto de Australia.

“En los últimos años me he cuestionado a mí mismo. Mucha gente ha puesto en duda mi capacidad, si podía seguir rindiendo en los grandes eventos y en los partidos importantes”, dijo Murray, exnúmero 1 del mundo de 35 años que ahora ocupa el puesto 66 del escalafón. “Me siento muy orgulloso de mí mismo tras el partido. Eso no es algo que normalmente a lo largo de los años no he sentido al final de los partidos de tenis”.

Andy Murray y su festejo tras derrotar a Berrettini
Andy Murray y su festejo tras derrotar a Berrettini - Créditos: @PAUL CROCK

Es la primera vez que el británico, ganador de tres majors en su palmarés, superó a un rival del top 20 en un torneo del Grand Slam desde 2017. Eso fue antes de que pensase que debía retirarse, y de despedir su carrera en Melbourne Park en 2019, cuando cayó en primera ronda un año después de su primera operación de cadera. Incluso derrotó a un rival que es casi una década más joven y está 50 puestos por encima de él en el ránking de la ATP.

Al eliminar a Berrettini, 13er preclasificado y finalista en Wimbledon en 2021, Murray se convirtió en el quinto hombre en la era Open con 50 victorias en el Abierto de Australia, igualando a Novak Djokovic, Roger Federer, Rafael Nadal y Stefan Edberg.

El partido se disputó con el techo de la Rod Laver Arena cerrado por la normativa del torneo contra el calor. Murray saldó los dos primeros sets en menos de una hora y media antes de que Berrettini diese la vuelta al partido para forzar el quinto set.

Con los termómetros superando los 38 grados centígrados, la competición en pistas más pequeñas que no podían cubrirse estuvo suspendida por varias horas. Más tarde, una tormenta volvió a parar los partidos.