Australian Open: un año después de la deportación de Djokovic, ahora los tenistas podrían jugar contagiados de Covid-19

El director del Abierto de Australia, Craig Tiley, junto con Novak Djokovic, el nueve veces campeón del torneo y deportado el año pasado por no estar vacunado contra el Covid-19
El director del Abierto de Australia, Craig Tiley, junto con Novak Djokovic, el nueve veces campeón del torneo y deportado el año pasado por no estar vacunado contra el Covid-19

Un año después de la deportación del territorio australiano del serbio Novak Djokovic por no estar vacunado contra el coronavirus, las reglas se flexibilizaron en el país oceánico. Tanto que los jugadores que actúen en el Abierto de Australia (comenzará el próximo lunes) no tendrán que hacerse las pruebas de Covid-19 y hasta podrían jugar si tuvieran el virus , señaló el director del torneo, Craig Tiley.

La política de salud que Tiley marcó como un reflejo de lo que estaba sucediendo en la comunidad en general, es un cambio marcado de los estrictos protocolos que rodearon el torneo en los últimos dos años. El Grand Slam aussie de 2021 se realizó en una “burbuja biosegura” con espectadores vetados durante varios días después de un brote del virus en la comunidad, mientras que el año pasado, Djokovic, nueve veces campeón en Australia, fue deportado debido a su postura sobre las vacunas.

Vista panorámica del Rod Laver Arena, Melbourne, Australia.
El Rod Laver Arena, en Melbourne, escenario central del Australian Open - Créditos: @DAVID GRAY / AFP

“Queremos seguir lo que sucede actualmente en la comunidad. Hemos ido un paso más allá al hacer una recomendación sobre mantenerse alejado cuando está enfermo, y que nuestro personal médico continuará monitoreando eso, también con los jugadores individualmente”, explicó el director del torneo durante una rueda de prensa en el Melbourne Park, el hogar del major australiano.

Un ejemplo de la mayor permisividad sanitaria que existe en Australia es lo que sucedió con el jugador de criquet Matt Renshaw , que dio positivo de Covid-19 al comienzo de un partido de prueba de cinco días contra Sudáfrica la semana pasada en Sydney y continuó jugando mientras estaba aislado de sus compañeros y lejos del vestuario hasta que dio negativo. El bateador estuvo aislado de sus compañeros durante las tres primeras jornadas pero volvió al vestuario tras varios test negativos.

Craig Tiley, el director del Australian Open, afirmó que esperan comenzar la competencia a partir del lunes, tal lo proyectado
Craig Tiley, el director del Australian Open, durante una rueda de prensa

“Les hemos dejado en claro a nuestros jugadores, así como a nuestro personal, que si alguien no se siente bien, se quede en casa”, explicó Tiley. Pero agregó: “Es un entorno normalizado para nosotros y, no muy diferente al criquet, potencialmente habrá jugadores que competirán con Covid” .

Melbourne, la ciudad que cobija al Australian Open, soportó algunos de los confinamientos más prolongados y estrictos del mundo durante la pandemia, pero hace tiempo que las recomendaciones reemplazaron a los mandatos estrictos en la política de salud pública del lugar.

Novak Djokovic, el domingo pasado, celebrando el título en Adelaida, Australia
Novak Djokovic, el domingo pasado, celebrando el título en Adelaida, Australia - Créditos: @BRENTON EDWARDS

Un año después de haber vivido una pesadilla en Australia, cuando fue deportado del país por no cumplir con las reglas sanitarias, la mayoría de las luces están puestas en Djokovic, el actual número 5 del ranking y 21 veces campeón individual de Grand Slam. La semana pasada, Nole actuó -y conquistó- el ATP 250 de Adelaida, una de las ciudades costeras más pobladas de Australia, con 1.3 millones de habitantes. Había incertidumbre sobre cómo recibiría el público al balcánico después de su conflictiva salida de enero pasado, pero desde el primer día fue ovacionado y todo pareció quedar en el olvido.

Djokovic en el aeropuerto de Melbourne junto con su entrenador Goran Ivanisevic, el año pasado, cuando fue deportado por no estar vacunado contra el coronavirus
Djokovic en el aeropuerto de Melbourne junto con su entrenador Goran Ivanisevic, el año pasado, cuando fue deportado por no estar vacunado contra el coronavirus

Djokovic será, sin dudas, una de las mayores atracciones del torneo (y el gran candidato al título, superando a Rafael Nadal, el campeón defensor). Los organizadores, por ejemplo, ya anunciaron una exhibición junto con el -siempre atractivo y polémico- australiano Nick Kyrgios. “Djokovic y Kyrgios se enfrentarán por primera vez desde su épica final de Wimbledon 2022, en el Rod Laver Arena, el viernes 13 de enero. Los boletos cuestan solo 20 dólares y saldrán a la venta el martes 10 de enero al mediodía, y las ganancias se destinarán a la Australian Tennis Foundation”, comunicaron.

Acción argentina en la clasificación del Grand Slam

La valiosa qualy del Australian Open, con numerosa presencia nacional, ya levantó el telón (para ganar un lugar en el main draw hay que ganar tres partidos). En uno de los cruces entre raquetas argentinas, Nicolás Kicker derrotó a Federico Delbonis por 6-2 y 6-4, en 1h39m. En el otro, Thiago Tirante superó a Facundo Mena por 6-1 y 6-1.

El australiano Alex Bolt batió a Renzo Olivo por 6-1 y 6-2. Luciano Darderi (nacido en Villa Gesell pero compitiendo para Italia) derrotó a Juan Pablo Ficovich por 7-6 (7-3) y 6-3. Mientras que Pavel Kotov (Rusia) venció a Genaro Olivieri por 7-6 (7-5) y 6-2.

En la segunda jornada debutarán Marco Trungelliti, Facundo Díaz Acosta, Santiago Rodríguez Taverna, Lourdes Carlé y Paula Ormaechea.