Las ausencias de Carvajal ante el brillo de Achraf y Odriozola

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Madrid, 25 ene (EFE).- Mientras Dani Carvajal acumula en el Real Madrid jornadas ausente por lesión y Lucas Vázquez es el encargado de cubrir su hueco, nombres como el marroquí Achraf Hakimi y Álvaro Odriozola, el primero traspasado y el segundo cedido, brillan en el exilio mientras Carlo Ancelotti tiene dificultades para doblar a su lateral titular.

De momento, el elegido para sustituir a Carvajal ha sido Lucas Vázquez, que el pasado fin de semana frente al Elche igualó este curso con catorce titularidades a Carvajal. Las lesiones han mermado el rendimiento del lateral derecho blanco, que ha pasado el mismo tiempo en la enfermería que sobre el césped.

De hecho, entre Liga, Copa y Liga de Campeones, Carvajal acumula 1.259 minutos, mientras que Lucas ya suma 1.557. Destinado a ser un revulsivo, un buen jugador número doce y un hombre para desbordar desde el ala derecha madridista, Lucas parece que ya ha pasado de ser un lateral de circunstancias a un lateral real.

Ancelotti tuvo que recurrir a él ante la ausencia de más opciones. En el otro lado, el puesto de Ferland Mendy está doblado con Marcelo, pero en la zona derecha de la defensa, Carvajal no tenía un sustituto puro en el que se ha terminado convirtiendo Lucas Vázquez.

ACHRAF, ORO PURO EN FRANCIA, DINAMITA CON MARRUECOS

Por eso, mirar a un pasado reciente y a otras Ligas, no es una locura. En Italia y en Francia, dos laterales diestros que tuvieron o tienen relación con el Real Madrid, brillan sin discusión en el París Saint-Germain y en el Fiorentina. Son Achraf y Odriozola, un par de nombres que ahora podrían sustituir con garantías a Carvajal o incluso quitarle el puesto definitivamente, pero que ahora engordan su currículum en el extranjero.

El caso de Achraf ya es un caso perdido. Disputó su último partido en el Real Madrid en la temporada 2017/18. Después, acumuló dos cesiones consecutivas en el Borussia Dortmund. En su segundo año en Alemania, explotó hasta sumar 45 partidos en los que marcó nueve tanto y dio diez asistencias.

Del Dortmund pasó al Inter y el Real Madrid utilizó la fórmula del traspaso con un derecho de tanteo en el hipotético caso de que el club italiano se deshiciera de Achraf. Ingresó en caja 40 millones de euros y, tras firmar otro curso inmenso, con otros 45 partidos con siete tantos y nueve asistencias, se marchó este verano al París Saint-Germain por 60 millones de euros.

Firmó un contrato hasta 2026 y el Real Madrid no ejerció su derecho de tanteo. Recibió otros cinco millones de euros (tres por derechos de formación y dos en conceptos de variables acordados con el conjunto italiano) y perdió a un lateral derecho que ahora tiene 23 años y es uno de los más reconocidos en el fútbol europeo.

No ha tardado en adaptarse al París Saint-Germain y su última exhibición la dio este martes con Marruecos en la Copa de África. En octavos de final, frente a Malaui, marcó un golazo de falta descomunal. Fue el segundo consecutivo, porque ante Gabón firmó otro tanto excepcional, también de falta.

EL RENACIMIENTO DE ODRIOZOLA

La progresión de Achraf ha sido más explosiva que del otro lateral derecho que ahora mismo podría cubrir a Carvajal. En Florencia, Odriozola vive su propio renacimiento. Han pasado cuatro años desde que explotó en la Real Sociedad. Cuando Achraf asomaba la cabeza en el primer equipo del Real Madrid procedente de la cantera, Odriozola, en la campaña 2017/18, llamó la atención del conjunto blanco y del ex seleccionador Julen Lopetegui, que le citó para el Mundial de Rusia.

El Real Madrid pagó 25 millones de euros por hacerse con sus servicios. Firmó por seis temporadas y, de cuatro posibles, ha formado parte de la primera plantilla blanca en dos y sin suerte, casi siempre mermado por las lesiones. Las otras dos campañas, una la pasó sin pena ni gloria en el Bayern y, la otra, la actual, es una pieza clave en el Fiorentina.

En el club italiano, Odriozola ha encontrado su mejor versión. Cada vez se parece más al jugador que explotó en San Sebastián. Es un fijo en las alienaciones de Vincenzo Italiano, que confía ciegamente en el lateral español. Ya ha jugado 18 encuentros, 13 de ellos titular, y ha dejado unas sensaciones de estabilidad que no tienen precio.

Aunque en su último encuentro frente al Cagliari fue expulsado por interceptar con la mano un balón que iba a portería, ese pequeño lunar no tapa la gran temporada de Odriozola. Y, junto a Achraf, podrían representar el futuro del Real Madrid en el lateral derecho.

Pero ahora, Odriozola, con 26 años, y Achraf, con 23, siguen con sus carreras alejados de la disciplina blanca. Mientras, Carvajal y Lucas Vázquez, lucen 30 años. El primero, lucha contra las lesiones. El segundo, se adapta a un puesto que no es el suyo. Y, a muchos kilómetros, otros dos nombres triunfan. Sólo uno, Odriozola, puede volver. Achraf ya está perdido.

Juan José Lahuerta

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.