Augusto Solari, futbolista por “obligación” familiar

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Vigo, 10 sep (EFE).- El centrocampista argentino del Celta de Vigo Augusto Solari podría estrenar titularidad este domingo en el renovado estadio Santiago Bernabéu, donde triunfó su tío Santiago como jugador antes de iniciar su carrera como técnico en las categorías inferiores del conjunto blanco.

Para el extremo celeste triunfar en el fútbol era un asunto familiar. Es nieto de Jorge Solari, exjugador de Newell's, Vélez Sarsfield, River Plate y Estudiantes de la Plata antes de dar el salto a los banquillos -fue entrenador del Tenerife, donde dirigió a Felipe Miñambres, actual director deportivo celeste- y sobrino segundo de Santiago.

“El apellido siempre ha sido un honor y no una carga. Mi padre es entrenador, mi abuelo fue jugador y entrenador, mis tíos fueron jugadores y ahora entrenadores. En la mesa siempre se habló de fútbol”, recuerda Augusto, una petición de Eduardo “Chacho” Coudet.

Al igual que su tío Santiago, llegó a España con la temporada empezada aunque ya al final de su carrera. El “Indiecito” firmó por el Atlético en enero de 1999 con 23 años, después de despuntar en River Plate; su sobrino fue reclamado por Coudet, con el que había coincidido en el Racing, a principios de este año.

“Cuando recibí la llamada, no lo pensé. Siempre soñé con jugar en España”, dijo Augusto nada más aterrizar en Vigo, consciente de que, con 29 años, no podía dejar pasar el tren europeo pese a firmar por el salario mínimo: “El dinero no es un problema para mí”.

Llegó al Celta cuando su equipo se encontraba en un gran momento, y le costó entrar en el equipo titular. Fue un recambio asiduo, pero solo jugó cuatro partidos de inicio y no llegó a completar ninguno de ellos en sus primeros seis meses como celeste.

Su situación no ha variado en este inicio de curso 2021-22. Coudet ha apostado por Brais Méndez y Nolito como compañeros de Denis Suárez en la zona de creación, y Augusto mantiene su rol de revulsivo. Ha tenido minutos en los tres primeros partidos pero no ha formado como titular en ninguno.

El Celta todavía no ha ganado después de perder contra Atlético de Madrid y Athletic en Balaídos y empatar a domicilio con el Osasuna. El rendimiento del equipo y la acumulación de partidos que se avecinan -tres en 16 días- invitan a pensar que Coudet podría realizar rotaciones en Madrid.

Y ahí aparecen sus compatriotas Franco Cervi y Augusto Solari, hasta ahora con un papel secundario. Son hombres de su confianza, y el argentino sabe qué le pueden aportar en el Santiago Bernabéu, donde ninguno ha jugado hasta la fecha, donde triunfó como futbolista Santiago, el tío de Augusto, la apuesta de Florentino Pérez para el banquillo blanco tras la destitución de Julen Lopetegui.

El “Indiecito” dirigió 32 partidos al Real Madrid en LaLiga, con un balance de 22 victorias, 2 empates y 8 derrotas. Ganó el Mundial de Clubes en 2018, pero las eliminaciones ante el Barça, en la semifinal de Copa, y sobre todo con el Ajax en la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones precipitaron su cese.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.