El Atletico no tuvo problemas y eliminó a Almazán

Ion Alcoba/Quality Sport Images/Getty Images

En el Nuevo Estadio Los Pajaritos de Soria, una cancha neutral para ambos por motivos televisivos, Atlético de Madrid empezó con el pie derecho en la Copa del Rey: victoria sin sobresaltos por 2-0 frente a Almazán.

Contra un oponente claramente menor, el Colchonero mostró esa faceta pocas veces vista: la de un equipo que se adueña de la pelota y toca de lado a lado para abrirle los espacios al rival.

Sin embargo, el conjunto de la cuarta división del fútbol español planteó un buen esquema defensivo que le prohibió a los Rojiblancos llegar fácilmente al área que tenían en frente. Pero la oposición cedió en un momento.

A los 35 minutos de juego, Reinildo Mandava subió por la banda izquierda y tocó atrás para Joao Félix, quien le pegó a la pelota como venía. Sin embargo, el arquero de Almazán atajó, pero dejando un rebote para que Ángel Correa mande el balón al fondo de la red.

Ya en el complemento, los locales, con toda la ilusión posible, salieron un poco más agresivos y juntando pases para crecer un poco en el encuentro, pero dicha situación no duró demasiado.

Y es que los dirigidos por Diego Simeone estiraron la diferencia a los 63' con alguien que necesitaba de la anotación: Joao Félix. El jugador portugués recibió de Rodrigo De Paul y disparó al ras del suelo al primer palo para el 2-0 final.

Si bien Antoine Griezmann tuvo su chance para poner cifras de goleada, su tanto fue anulado por posición adelantada y no hubo tiempo para más: Atlético de Madrid avanzó a la siguiente instancia de la Copa del Rey, la única competencia que tiene por delante junto con una Liga que lo tiene lejos.

Foto: Getty Images