La atleta que da la vuelta al mundo corriendo para brindar un mensaje de empoderamiento

·4  min de lectura
Marie Leautey se entrenaba yendo y volviendo corriendo del trabajo, una media maratón por día
Marie Leautey se entrenaba yendo y volviendo corriendo del trabajo, una media maratón por día

Marie Leautey se toma muy en serio aquella vieja afirmación de Marshall McLuhan acerca de que el medio es el mensaje. Por eso, su afición al running no sólo la está impulsando a superar una meta meramente deportiva, que es recorrer el mundo corriendo, sino que con su esfuerzo y dedicación diaria busca promover el empoderamiento de las mujeres.

“Mi próximo objetivo es trabajar en la búsqueda de la igualdad de género, para la igualdad de oportunidades y ayudar a las mujeres a llegar al lugar que les corresponde en cada esfera de la sociedad”, se proyecta la corredora francesa, de 42 años, que en Villa Elisa concluyó su paso por Argentina y completó la etapa sudamericana. Al cierre de su paso por Latinoamérica llevaba en total 23.800 kilómetros recorridos de una prueba para la cual la Asociación Mundial de Corredores establece como reglamento completar 26.232km en una dirección continua y atravesando como mínimo cuatro continentes. En ese sentido, corrió 15.420 km en Europa, 5383km en América del Norte y 3002 en América del Sur. Y todas sus vivencias las va volcando con fotos y textos diariamente en el blog que tiene en su sitio oficial https://lootie-run.com/.

Marie Leautey va por el mundo para dar un mensaje de igualdad
Marie Leautey va por el mundo para dar un mensaje de igualdad


Marie Leautey va por el mundo para dar un mensaje de igualdad

Ya en el último tramo, Leautey planea completar su hazaña personal a fines de septiembre de 2022 cuando finalizará su paso por Australia y Nueva Zelanda. Una vez logrado el objetivo, ingresará en el selecto grupo de atletas que tomaron el mismo desafío: Jasper Olsen (2005 y 2012), Rosie Swale Pope (2008), Tom Denniss (2013), Tony Mandan (2014), Kevin Carr (2015) y Serge Girard (2017). Marie sería la segunda mujer en la historia en lograrlo y la séptima atleta en general.

Contó mientras se encontraba en tránsito hacia Australia, país para el cual logró su visa hace muy pocas semanas, que corriendo seis días de siete por semana ya no necesita entrenarse. Y ese es un ciclo en el que entró dos años antes de emprender esta aventura, ya que solía ir y volver a su trabajo corriendo, lo que le demandaba diariamente 21 kilómetros en total, básicamente una media maratón todos los días. A eso le sumó correr maratones en los fines de semana largo y también intensos entrenamientos durante sus periodos de vacaciones hasta que un día ambas facetas se fusionaron y hoy la tienen visitando múltiples países valiéndose de su propio físico. Su pasión y su causa son la motivación suficiente como para nunca haber pensado en abandonar.

“Eso nunca pasa. Cada día, correr me lleva hacia una nueva ciudad o pueblo, a una nueva aventura, a lo desconocido. Es emocionante cada uno de los días, ¿cómo podría cansarme de esto?”, valora ante LA NACION quien vivió en Escocia, Alemania, Suiza, Inglaterra, Grecia y Singapur y el pasado el pasado 8 de marzo, y con motivo del Día Internacional de la Mujer, fue recibida por la embajadora de Francia en la Argentina, Claudia Scherer-Effosse, la misma que la acompañó en el último tramo en Buenos Aires que tenía su pinto de llegada en el parque Paseo de las Américas, en las inmediaciones del Liceo francés Jean Mermoz.

Confiesa que su iniciativa moviliza y causa buena impresión en la gente que va conociendo durante este largo y global trayecto. Advierte que la idea de recorrer el mundo es algo universal y que suele tocar una fibra íntima que “recuerda a la niñez, a la libertad de pensamiento, a soñar…”, aunque lamenta que en términos de visibilidad sólo se interesan algunos diarios locales, pero no tanto los nacionales ni en las grandes revistas de running, con lo cual su historia termina quedándose “algo fuera de radar”.

Marie Leautey, de Australia al mundo, a pura pasión por el running
Marie Leautey, de Australia al mundo, a pura pasión por el running


Marie Leautey, de Australia al mundo, a pura pasión por el running

Su inspiración fue su abuela Yolande Righetti-Leautey, que fue la primera directora de la Biblioteca Feminista de París. “Era una mujer fuerte y con liderazgo, con sus propias opiniones y muy fuerte ética e intelectualmente. Era muy curiosa, estudiosa y siempre compartía su conocimiento. Fue una gran influencia para mí”, la recuerda Marie, aunque también la indignan y motorizan las desigualdades que siguen muy vigentes.

Lo vivió en carne propia cuando trabajaba en cargos directivos en finanzas y tenía que aceptar que los hombres ganaran más en cargos similares. “No somos tratadas justamente en el espacio de trabajo y esa es la que considero la batalla más importante a ganar, pero hay muchas otras, ya que también estoy muy preocupada por la violencia doméstica y los femicidios. Por eso espero que las nuevas generaciones puedan desarrollar un espíritu de lucha como lo hizo la generación de mi abuela”.

En ese sentido, la ONG Women for Women International, que promueve el empoderamiento de mujeres en vulnerables de posguerra, aportará un dólar por kilómetro recorrido, es decir, alrededor de 30.000 dólares al terminar su carrera, un fondo al que contribuyen todos los donantes cruzados o inspirados por su reto.

“Vivir en muchos países me enseñó acerca de los otros, de mí y del mundo”, reflexiona a la distancia Marie, que ahora transita el planeta de un continente a otro, para superarse a sí misma y servir de inspiración a muchas otras mujeres. Algo así como honrar al pie de la letra eso de que el medio es el mensaje.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.