Atleta de Papúa Nueva Guinea se convierte en la primera halterófila olímpica en cinco ocasiones

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
Foto de archivo ilustrativa de Loa Dika Toua, de Papua Nueva Guinea, compitiendo en los Juegos de la Mancomunidad Británica.
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Por Ece Toksabay y Junko Fujita

TOKIO, 24 jul (Reuters) - Cuando se introdujo la halterofilia femenina como deporte olímpico en el 2000, la entonces joven de 16 años de Papúa Nueva Guinea Loa Dika Toua se convirtió en la primera levantadora de pesas olímpica de la historia.

El sábado en Tokio, la atleta de 37 años asistió por quinta vez a una cita olímpica.

Ataviada con los colores de la bandera de su país, rojo y negro, Toua tomó la barra con un grito, levantó 167 kg en total y sonrió de alegría, haciendo un gesto de corazón con las manos a la cámara de televisión que, según dijo, era para sus hijos.

"Puedes soñar con asistir a unos Juegos Olímpicos, y si tienes suerte, puedes llegar a dos. Pero yo he estado en cinco, ni siquiera sueñas con esto", dijo Toua a Reuters en el Foro Internacional de Tokio, sede de la prueba, en la que acabó muy lejos de las posiciones de medalla.

"Esta habría sido mi sexta participación, pero en los Juegos Olímpicos de Río 2016 me retiré del equipo para ceder el puesto a mi hermana. Por desgracia, debido a las restricciones financieras del país, no pudimos enviar a nuestro equipo allí", explicó.

En medio de las restricciones por el coronavirus, su hazaña de volver a los Juegos tras haber participado previamente en Sídney, Atenas, Pekín y Londres fue presenciada en directo por apenas un puñado de periodistas, jueces, entrenadores y otros atletas, un logro que estuvo a punto de frustrarse después de que contrajera tuberculosis en 2013.

Procedente de una familia de levantadores de pesas, Toua fue animada a involucrarse en este deporte por su tía.

"Acababa de cumplir 16 años cuando asistí a los Juegos Olímpicos de Sídney y fue algo que me destrozó los nervios. Era mi tercera competición internacional y fue una experiencia increíble, que me llamaran olímpica", dice Toua.

En un momento dado, tras el diagnóstico de tuberculosis, Toua, que aún no ha ganado una medalla olímpica, consideró la posibilidad de retirarse del deporte.

"Nunca se lo dije a nadie, pero cuando estaba en el hospital dejé de lado la halterofilia. Supongo que fue el peor momento para mí", dijo Toua, quien fue la abanderada de su país en la ceremonia de apertura de los Juegos de Atenas 2004.

"Estoy muy orgullosa de este momento, espero que las jóvenes de mi país sigan mis pasos", agregó.

(Ece Toksabay y Junko Fujita, editado en español por Daniela Desantis)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.