Atlantis Jr. no descarta tomar el camino de la rudeza

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 7 (EL UNIVERSAL).- Corría el año del 2005 y Atlantis ya lo había ganado todo en el Consejo Mundial de Lucha Libre, pero aún tenía un pendiente por cubrir: Demostrar que podía habitar la esquina oscura, alejado de la imagen blanca construida como el 'Ídolo de los Niños'.

Aliado al Último Guerrero, logró conquistar ese bando para revivir a un personaje que parecía ir en decadencia.

Más de quince años después, en el ocaso, ahora sí de su camino sobre el cuadrilátero. Una nueva generación del personaje encarnada por uno de sus hijos empieza a hacer ruido en el medio, y con muy poco tiempo en los cuadriláteros, ya coquetea con la maldad.

Tal vez demasiado pronto, pero la lucha libre no es la misma de veinte años atrás, y tocar la esquina ruda parece un buen atajo para conquistar a las multitudes.

"En cuanto super que iba programado con los Guerreros Laguneros, siendo el único técnico, quise sacar el equipo negro para que la gente recordara la etapa de rudo de mi papá, como Atlantis maldad", comparte Atlantis Jr., quien hace unos días se sumergió en la rudeza dejando abierta la posibilidad de un cambio.

"Disfruté mucho esa noche, como un Atlantis Jr. desatado", acepta, para de inmediato recular. "Pero el personaje siempre ha sido blanco, solo fue una noche única que pegó muy fuerte, me siento bien en el bando técnico".

Aunque la realidad es que no le desagrada la idea de portarse mal. "Si la gente me quiere en el bando rudo, lo voy a pensar bien. Mi papá no supo cómo se dio la lucha, pero desde un principio me enseñó a ser un luchador completo. Eso sí, jamás lo voy a traicionar, así que voy a espera su consejo, es la persona indicada, él probó los dos bandos y sabe qué es lo mejor para mi".

Anclado en su juventud y en las ganas de crecer, el vástago se da tiempo para imaginarse en esa faceta. "Si llego a serlo, voy a ir por las cabezas grandes y ahora Místico es una de ellas. Aplicarle la 'Atlántida' fue un sueño hecho realidad, no me achiqué, era una gran oportunidad para que la gente se diera cuenta de que los 10 años de entrenamiento no han sido en balde".

Además, la posibilidad de revivir a los 'Guerreros de la Atlántida' le arrebata una mueca de complicidad. "Reiniciar el concepto con el Gran Guerrero sería muy bueno. He entrenado con el Último Guerrero y también escucho sus consejos, todo esto me motiva mucho para lo que viene. Aunque sé que debo esperar".

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.