Atlético de Madrid y Diego Simeone, más preocupados que nunca por la alarmante sangría del campeón de LaLiga

·1  min de lectura

¿Qué le pasa al campeón de LaLiga? Atlético de Madrid volvió a dejarse puntos en una semana negra para los Colchoneros donde el propio Diego Pablo Simeone reconoció la sangría que sufren sus hombres en la última línea. Los números preocupan para un plantel cargado de talento y goles que no transmite la seguridad de otras épocas.

Mestalla, 7 de noviembre de 2011. Atlético de Madrid vence 1-3 a falta de 5 minutos cuando de pronto un huracán llamado Hugo Duro empata el choque de manera agónica para dejar en claro que los vigentes campeones de LaLiga se han convertido en un equipo frágil en lo que vamos de temporada. Las soluciones pasan por el banquillo y el propio Simeone asumió sus errores.

“Los errores se pagan en el fútbol. Ha sido un grandísimo partido, con 80-85 minutos muy buenos, gran personalidad y desgraciadamente a veces acertamos, hoy nos equivocamos. Es culpa del entrenador”, reconocía el propio Diego Pablo Simeone en rueda de prensa luego del 3-3 de hace apenas unas horas.

La peor defensa del Cholo

Su equipo se ha caracterizado durante más de 10 años por ser uno de los conjuntos más aguerridos y efectivos a la hora de cerrar su portería. Una cualidad que parece haberse esfumado del Wanda en los últimos meses y en la cual los números reflejan que queda mucho trabajo por delante.

Línea de 3, 4 y 5 ha probado sin suerte el Cholo en un arranque de temporada donde la punta de LaLiga ya se encuentra a cinco puntos y donde la clasificación octavos de Champions está en veremos. Nunca y desde que llegase a la capital española en diciembre de 2012, un Atlético de Madrid de Diego Pablo Simeone había recibido 19 goles en sus primeros 16 partidos de la temporada.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.