El Athletic encara el parón decepcionado y autocrítico

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Bilbao, 8 nov (EFE).- El Athletic Club encara el parón liguero decepcionado por el traspiés de la última jornada ante el Cádiz en San Mamés y autocrítico con su comportamiento en una derrota que ha frenado en seco el intento de asalto a los puestos europeos en el que parecía su mejor momento de la temporada.

Cuando las cábalas -en su entorno y fuera de él- le daban al Athletic en la plaza de la Europa o la Conference League al final la decimotercera jornada de liga -hubiese sido quinto de ganar-, el 0-1 que le infligió el conjunto gaditano en 'La Catedral' le dejó varado, octavo, a las puertas del provisional premio continental.

LA DECEPCIÓN

Con su equipo octavo en la tabla, a dos puntos de Europa y a cinco de la Liga de Campeones, los aficionados bilbaínos no han parado de dar vueltas todo el fin de semana a lo que podía haber sido de ganar al Cádiz, el resultado más previsible en las dinámicas de ambos equipos: cinco partidos sin perder y en buen momento de juego los de Marcelino García Toral, y siete sin ganar, muchas dudas y ya en puestos de descenso los de Álvaro Cervera.

Sin duda, un escenario propicio para hacer valer ante su público los confesados y asumidos por la plantilla rojiblanca anhelos europeos tras cuatro temporadas sin cumplirlos.

Pero el Athletic se vio superado en una primera parte en la que el 0-1 al descanso no reflejaba con justicia la superioridad andaluza y no fue capaz de variar el rumbo en una segunda mitad más atropellada que efectiva en el medio campo rival.

Fue el de esta jornada el segundo 0-1 consecutivo del Cádiz en San Mamés tras el del año pasado, entonces solo con nueve jugadores amarillos sobre el campo en el tramo final.

LA AUTOCRÍTICA

Por ahí se empezaron a explicar técnico y jugadores el desaguisado. Macelino pidió "perdón" a los aficionados por el partido de su equipo e Iñaki Williams hizo de portavoz de la plantilla asumiendo que con la actitud que tuvieron "no se puede salir" al campo y confesando "falta de ambición" en situaciones así no solo esta vez sino en otras anteriores.

"Es lo que nos suele pasar en los años anteriores, que cuando depende de nosotros, por unas cosas o por otras, no terminamos de solventar, de querer y de tener esa ambición de pelear por Europa". Autocrítica de calado y que les obligará más a él y sus compañeros en ocasiones sucesivas, si se dan.

EL FUTURO INMEDIATO

Mientras digiere la derrota de esta jornada, que le costará, el Athletic puede animarse estas dos semanas mirando a un calendario que, si bien ni asegura ni impide nunca nada, y el Cádiz es el ejemplo, le ofrece en el corto plazo oportunidades para resarcirse.

Ya que sus tres próximos partidos serán ante tres de los cuatro últimos de la tabla: sendas visitas al Levante y el Getafe, los que cierran la clasificación, con una visita de por medio al Granada, el equipo que marca la permanencia aunque aún en puntos de descenso.

Opciones claras para que el conjunto vasco dé el paso que demanda el mayor de los Williams, una de sus figuras, y saque al entorno rojiblanco de la desazón en la que cayó tras la derrota, merecida y sin excusas, ante el Cádiz.

Especialmente a su técnico, que no se explicaba que con "todo a favor", con buenos resultados previos y en el mejor momento de juego de la temporada, su equipo se hubiese "cascado un partido como este". "Falta de ambición", le aclaró Williams.

Consecuencia: dos semanas de parón dando vueltas a lo que pudo haber sido y no fue y rumiando una derrota que, si no se la quitan rápidamente de encima, puede marcarles la temporada a los 'leones'.

Ramón Orosa

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.