Athletic Club le ahogó la fiesta a Real Sociedad sobre el cierre del clásico del País Vasco

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

La jornada dominical de la fecha 12 de La Liga se cerró con un duelo de suma importancia. Real Sociedad y Athletic Club igualaron 1-1 en Reale Arena en una nueva edición del Derbi Vasco. Alexander Isak había abierto el marcador y los de Bilbao, con uno menos, los empataron en los pies de Iker Muniain sobre el cierre.

El clásico del País Vasco se llevó a cabo esta vez con un condimento especial: los de Imanol Alguacil compartían la cima con Real Madrid y Sevilla y, de sumar ante los de Bilbao, se iban a escapar automáticamente como punteros en soledad en el torneo.

La primera gran posibilidad llegó para los locales en el arranque del complemento. Íñigo Martínez enganchó a Mikel Merino en el área y Alexander Isak aprovechó para abrir el marcador con un buen remate que confundió a Unai Simón, que se quedó en el medio del arco.

Alex Berenguer tuvo una buena posibilidad para igualar el trámite a los 20 llegando por el segundo palo, pero Alejandro Remiro estuvo atento para cerrarle el camino al gol. Martínez, que había sido amonestado en el penal, se fue expulsado sobre el cierre por un manotazo a Isak, complicando las posibilidades del Bilbao.

Contra todos los pronósticos, Iker Muniain convirtió un gol de tiro libre, con fallo de Remiro al intentar rechazar, para el 1-1 defintivo. Aún así, el empate le sirvió a Real Sociedad para quedar como líder en soledad con 25 puntos, una unidad por delante de Real Madrid y Sevilla, que cuentan con un partido menos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.