Atalanta festejó en su visita a Monza para ser el único puntero

·2  min de lectura

Se mantiene a paso firme, sin mirar lo que puedan hacer los demás. Atalanta festejó en su visita a Monza y se subió a lo más alto de la tabla de la Serie A en soledad. Ganó por 2-0 en el estadio Brianteo por la quinta fecha con los goles de Winther Hojlund y Santos, en contra.

El equipo de Gian Piero Gasperini se aprovechó del flojo presente de su rival, que perdió todos los partidos que jugó. Si bien durante el primer tiempo le costó hacer pie y se encontró al local con las posibilidades para adelantarse en el marcador, no sufrió en su arco y luego golpeó.

Gianluca Caprari y Stefano Sensi fueron los que intentaron en el inicio del compromiso, pero se toparon con la buena tarea de Juan Musso en el Nerazzurri. De a poco, la visita se acomodó en el campo y en el complemento, no perdonó con las jugadas que generó en campo contrario.

De hecho, en el comienzo avisó con un centro de Ademola Lookman desde la izquierda que se cerró y obligó a Michele Di Gregorio a una gran reacción sobre su izquierda. Sin embargo, casi de inmediato encontró el gol con el que logró romper la paridad en la ciudad de Monza.

El propio Lookman llegó por izquierda a línea de salida y lanzó un centro bajo que Rasmus Winther Hojlund, frente al arco, logró empujar al fondo de la red para abrir la jornada. Apenas unos minutos más tarde, nuevamente Lookman fue protagonista en el segundo.

Éderson Silva elaboró una buena jugada por derecha, mandó un centro al ras del suelo y apareció Lookman por el segundo palo para definir, aunque el balón se desvió en Marlon Santos, quien la metió en contra. El conjunto de Bérgamo lastimó en el momento justo.

Ya cerca del final, Giorgio Scalvini se las ingenió con un momento personal dentro del área, tras enganchar de derecha al centro y sacar un disparo de zurda que Di Gregorio se exigió para rechazar con la mano izquierda junto al palo. Era el gol que decoraba la victoria.

Atalanta consiguió su tercer triunfo de manera consecutiva, lo que le permite ser uno de los cuatro invictos del torneo, y gracias a ello mira a todos desde la cima. Por la próxima fecha, el domingo recibirá a Cremonese, otro de los ascendidos, en el Gewiss Stadium.

Foto: MIGUEL MEDINA/AFP via Getty Images