Astros vuelven a América para el epílogo de sus carreras

·4  min de lectura
El brasileño Dani Alves, de Pumas, ensaya un remate en el calentamiento previo al partido contra Mazatlán, el miércoles 27 de julio de 2022, en la Ciudad de México (AP Foto/Eduardo Verdugo)
El brasileño Dani Alves, de Pumas, ensaya un remate en el calentamiento previo al partido contra Mazatlán, el miércoles 27 de julio de 2022, en la Ciudad de México. (Eduardo Verdugo / Associated Press)

Luego que la pantalla del Estadio Olímpico de la Ciudad de México mostró imágenes de los mejores momentos de la carrera de Dani Alves, la afición de Pumas estalló en ovaciones para el jugador brasileño, quien sonrió, levantó la mirada y entrelazó los dedos de su mano para formar un corazón en señal de agradecimiento.

Alves se presentó en México desatando una locura mediática que no se observaba en el fútbol nacional desde hacía años. Se unió así al chileno Arturo Vidal y a los uruguayos Diego Godín y Luis Suárez, quienes tomaron la decisión de volver a América para escribir el epílogo de sus brillantes carreras.

Alves, de 39 años, pactó con Pumas en parte porque necesitaba un equipo que le garantizara tener mucho rodaje a fin de ponerse a tono para el Mundial de Qatar 2022. Por su parte, el cuadro mexicano necesitaba un jugador con sus características: un curtido veterano dispuesto a ayudar a los jóvenes.

“Para mí, el futbol es más que patear una pelota y correr detrás de ella”, dijo Alves el fin de semana pasado. “Es algo que ha transformado mi vida y quiero que siga transformando la vida de muchos otros jóvenes”.

Alves, quien presume de ser el futbolista más laureado en la historia con 44 títulos en su palmarés, arribó a México como jugador libre luego de desvincularse del Barcelona, donde pasó los últimos seis meses de su carrera.

Vidal, de 35 años, terminó también un acuerdo que tenía con el Inter de Milán, donde jugó desde 2020.

El “Rey Arturo”, quien cumplió los últimos 15 años de su carrera en Europa jugando para la Juventus, el Bayern Munich y el Barcelona, entre otros, desechó una oferta del Boca Juniors argentino y prefirió enrolarse con el Flamengo de Brasil.

“Hoy se hace realidad un sueño que tuve toda mi vida, hoy soy Mengao”, dijo Vidal hace un par de semanas cuando confirmó su llegada al poderoso equipo brasileño, con el que espera ganar la Copa Libertadores.

“Es como un sueño, porque es como la Champions League”, afirmó el centrocampista que se quedó sin Mundial por segunda ocasión seguido debido a la eliminación de la Roja.

Como Alves y Vidal, Suárez también se había quedado sin contrato tras finalizar el último curso con el Atlético de Madrid. El atacante de 35 años estuvo en la órbita de clubes de Sudamérica, México, la MLS de Estados Unidos y otros de menor jerarquía en Europa. Al final optó para volver a Nacional, el popular club de su país donde debutó cuando tenía apenas 17 años.

El goleador histórico de la selección de Uruguay tuvo una etapa gloriosa en Europa con el Barcelona, donde ganó una Champions y cuatro títulos de Liga. Se fue de ahí como su tercer anotador histórico con 198 goles. A su salida del cuadro azulgrana logró un título más de liga con el Atlético.

Su regreso a Uruguay trascendió incluso de la cancha a la arena política y despertó la atención del presidente de ese país, Luis Lacalle.

“Soy socio de Nacional de muchos años. Que un jugador de la categoría y prestigio de Luis Suárez haya decidido venir a jugar a su país con todos los renunciamientos habla muy bien de él”, dijo Lacalle.

“Él es mucho más influyente que un dirigente político, que Luis Suárez haya tomado esta decisión le hace muy bien al fútbol uruguayo, pero también a Uruguay”, añadió el mandatario.

Godín, zaguero central de 36 años, se sumó a la lista desde enero cuando dejó al Inter de Milán para firmar con el Atlético Mineiro de Brasil. En julio se unió al Vélez Sarsfield de Argentina.

“Cuando uno es joven, a uno lo mueven los sueños, poder salir a Europa, ganar títulos y hacer la diferencia económica. En este momento de mi carrera no me mueve el dinero, me mueve el sentimiento más amateur que tiene el fútbol: el amor a este deporte, por un gran objetivo personal que es poder jugar un Mundial más con mi selección”, dijo el capitán de la Celeste.

Suárez y Godín ahora también podrán estar más cerca de casa para estar disponibles cuando el seleccionador Diego Alonso los requiera. Ambos abandonaron Europa para acercarse a casa, pero tienen en la mira el Mundial de Qatar 2022.

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.