El asombro en los Mavs tras la producción de Doncic: "No hay forma de describir lo de esta noche"

Getty Images

Dwight Powell siente que su compañero Luka Doncic pasó a un "nivel completamente diferente" después de haber logrado 60 puntos, con triple-doble incluido, en la victoria de Dallas Mavericks sobre New York Knicks por 126-121 en tiempo extra.

El tres veces participante del All-Star Game terminó con 21 de 31 en tiros de campo, 21 rebotes, 10 asistencias, dos robos y un bloqueo, en una de las mejores actuaciones individuales de todos los tiempos en la NBA.

El esloveno cumplió un rol destacado al momento de lanzar su segundo tiro libre con desventaja de 115-113 cuando restaban escasos segundos para el final: tiró a errar intencionalmente en busca del doble que empatara el marcador y cumplió él mismo con la tarea al capturar el rebote en tercera instancia y enviar el balón dentro del aro.

El envión le permitió al ex Real Madrid continuar en gran forma en la prórroga, en la que anotó siete de los 11 puntos del conjunto texano para completar la remontada y superar el récord de franquicia de Dirk Nowitzki, con 53 tantos en diciembre de 2004.

"Los muchachos dicen todo el tiempo que lo vemos y conocemos su grandeza, pero se muestra en un nivel completamente diferente de muchas maneras diferentes", analizó Powell luego del juego en casa.

"Esto de esta noche, realmente no hay forma de describirlo con precisión. Es difícil de creer, lo que ha hecho es diferente", siguió en su opinión.

Por su parte, el entrenador de los Mavs, Jason Kidd, también tuvo palabras especiales hacia el estelar jugador. "Hacer algo que nunca se ha hecho antes, es difícil de hacer. Ha habido algunos grandes jugadores antes que él. Elgin Baylor y Wilt (Chamberlain)... él estaba en esa clase, y ahora se separó e hizo su propia categoría", elogió.

Foto: Getty Images