Artista angelina devela mural en Bell en honor a la selección de México, que participará en Qatar 2022

·4  min de lectura

Al recibir quizá una de las llamadas más importantes de su vida como artista, Marlene Solorio contempló varias opciones cuando se le pidió que diseñara una imagen que captara la esencia de la camiseta de visitante de la Selección Mexicana, que fue presentada hace poco, y que participará en el Mundial de Qatar 2022.

Una imagen tomó forma y abordó su mente e inmediatamente comenzó su proceso de elaboración de ideas para ver plasmada su creación en un mural gigante, de 21 pies de altura por 14 pies de ancho, el más grande que ha desarrollado en su carrera.

Un mes después, en la esquina de la avenida Bell y el bulevar Atlantic, Solorio presentó el jueves, a ritmo del mariachi, a la comunidad de la ciudad de Bell y al mundo, la obra que ahora resalta en una de las paredes del Northgate González. La compañía de marca Adidas y el supermercado, que se enfoca en productos netamente latinos, le encargaron la creación del mural (foto al final de la nota).

Solorio vivió en Bell parte de su infancia, antes de mudarse a Norwalk.

“Mucho de lo que hago es por el empoderamiento femenino e incluyo lo que es la mujer indígena y eso es muy importante para mí”, dijo Solorio al LA Times en Español. “Quise agregarle eso al mural, en especial porque crecí aquí en Bell, quise compartir esto con la comunidad, dejarles saber a los jóvenes que pasan por aquí que sí se puede lograr”.

La develación del mural concuerda con la presencia de la selección de México, que estará jugando un amistoso en el Rose Bowl de Pasadena el sábado (5:30 p.m., TUDN), en uno de sus últimos encuentros antes de cerrar su preparación al Mundial.

El Mundial de la FIFA se llevará a cabo por primera vez en un país árabe, por lo que reconoció la mezcla de culturas que vive actualmente la ciudad de Bell.

La gigante imagen proyecta a una joven indígena que viste los colores de la bandera mexicana, que se reflejan en el uniforme del Tri, cuya figura reposa sobre una serpiente emplumada, conocida por los aztecas como el Quetzalcóatl.

Marlene Solorio.
Marlene Solorio. (Sarahi Apaez / LA TIMES)

La joven de cabello negro lleva una larga trenza, mientras que con su brazo carga el “Al Rihla”, que es el nombre del balón oficial del evento mundialista que se llevará a cabo en Qatar entre el 20 de noviembre y el 18 de diciembre.

“Significa mucho para la ciudad de Bell que se esté celebrando la cultura mexicana y al mismo tiempo [el evento] se está jugando en un país árabe”, dijo el concejal de Bell, Ali Saleh. “Esperamos que la gente pase y vea mural, lo que significa, en una ciudad con una población árabe y en su mayoría latina”.

Solorio dijo haber seguido su propio “camino”, que es el significado de “Al Rihla”, para seguir creciendo como artista y al mismo tiempo impulsarse a buscar nuevos retos. Para ella, también fue significativo agregar – aparte de los elementos prehispánicos – el elemento de inclusión con el balón oficial en su mural.

“Ha sido muy bonito, ha sido importante tener esa inclusión y poder agregar todos esos elementos y disfrutarlos, demostrando que estamos orgullosos de nuestras culturas y raíces”, dijo la muralista.

Durante los cinco días que le tomó completar el proyecto, Solorio contó con el apoyo de sus padres y sus hermanas. Víctor y Antonia tomaron el pincel como lo han hecho tantas veces para estar a su lado y en esta ocasión no fue la excepción.

“Ella siempre se distinguió por el arte, por ser creativa, siendo muy responsable, ocupando siempre el primer lugar por sus obras”, recordó doña Antonia.

“Orgullo, un orgullo… estamos para apoyarla, siempre, al 100%”, replicó don Víctor.

El arte corre por las venas de la familia Solorio, pues desde muy temprano fueron expuestas al género empezando con los dibujos que veían en las paredes de sus recamaras. La unión familiar ha sido el secreto del éxito tanto para ella como para dos de sus otras tres hermanas.

Marlene Solorio.
Marlene Solorio. (Sarahi Apaez / LA TIMES)

“Mi mamá también pinta, en nuestros cuartos nos dibujaba figuritas y desde ahí empezó”, contó Zelida Michelle, una de las hermanas menores de Marlene. “Verla trabajar y dedicarle tanto tiempo a su arte, es muy lindo de ver esto en vivo y apoyarla, en donde crecimos”.

Ivonne estuvo siempre al lado de su hermana mayor durante las largas jornadas en los que trabajaba hasta 12 horas por día en el mural.

“Estar aquí presente y ver la reacción de muchas niñas que pasaron que decían ‘guau, mira mamá’, luego otra que vino anoche y dijo ‘estoy feliz que la niña es morena’ y eso para nosotros significó mucho”, dijo Ivonne. “El apoyo de la comunidad ha sido especial, nos preguntaban si queríamos agua, comida… fue todo muy bonito vivirlo así”.

Solorio quiere inspirar a las jóvenes a seguir su pasión en busca de superarse como deportistas, artistas o cualquier otra profesión.

“Ellas pueden, todo es posible, sigan echándole ganas porque lo pueden lograr… lo pueden lograr”, finalizó Solorio.

Este artículo fue publicado por primera vez en Los Angeles Times en Español.