Los partidos arreglados en el tenis: mafia, amenazas de muerte y una sanción de por vida por 500 euros

·8  min de lectura
La tenista Ksenia Palkina, que llegó a ser 163° del ranking mundial, fue suspendida por 16 años por violar las reglas del Programa Anticorrupción
La tenista Ksenia Palkina, que llegó a ser 163° del ranking mundial, fue suspendida por 16 años por violar las reglas del Programa Anticorrupción

El tenis es uno de los deportes más populares y atractivos del mundo. Sin embargo, en todas sus categorías profesionales padece una enfermedad difícil de sanar. Por ejemplo, en un circuito como el masculino armado por alrededor de 2000 jugadores, sólo los cien primeros logran asegurarse un porvenir. El resto de esos tenistas, desprotegidos y limitados para poder desarrollarse, colapsan y terminan siendo víctimas -y cómplices- de las oscuras organizaciones que aprovechan sus debilidades y los introducen en el perverso negocio de los amaños de partidos y las apuestas. La infección no es nueva, pero amplió el poder de su bacteria desde el crecimiento de los juegos online.

La Agencia Internacional de Integridad del Tenis (ITIA) acaba de castigar con dureza a una exjugadora del top 170, nacida de Kirguistán, Asia Central. Ksenia Palkina, que llegó a ser 163° del ranking mundial de la WTA en 2009, fue suspendida por 16 años (de los cuales seis fueron eliminados) y multada con 100.000 dólares (87,500 fueron anulados) al admitir que “violó las reglas del Programa Anticorrupción del Tenis” . Ganadora de once títulos individuales de ITF entre 2006 y 2018 (y 27 en dobles), admitió haber cometido “delitos de amaño de partidos en 2018 y 2019″. Su suspensión es retroactiva al comienzo de su sanción provisional, el 22 de noviembre de 2019.

Los arreglos de partidos y las apuestas son una enfermedad que el tenis profesional no logra sanar.  (shutterstock/)
Los arreglos de partidos y las apuestas son una enfermedad que el tenis profesional no logra sanar. (shutterstock/)

Detrás de la noticia existe una historia, publicada por el diario francés L’Equipe en estas horas, que incluye “amenazas” e involucra a otros personajes (algunos de ellos, conocidos) del mundo de las raquetas. “Sabemos dónde viven tu hija y tu madre” . Estas advertencias son las que habría recibido Palkina para dejarse sobornar y convencer a una de sus compañeras de hacer lo mismo durante un torneo internacional de la ITF en marzo de 2019 en Gonesse, municipio del departamento francés del Valle del Oise. La propuesta oscura, que tendría una retribución de 500 euros para la tenista que se dejara ganar, fue creada para permitirle a los miembros de una organización criminal apostar por este resultado predeterminado. La maniobra consiste en manipular el resultado de un match durante el cual se soborna a un jugador, que a menudo tiene dificultades para ganarse la vida y, por tanto, es más fácil de corromper, para que pierda un punto, un game o un set (las apuestas otorgan esas opciones).

Según la investigación de L’Equipe, Palkina, nacida en Khabarovskiy Kray (Rusia), madre soltera y domiciliada en Biskek (la capital de Kirguistán), fue aprehendida por la policía francesa el 24 de septiembre de 2019 (seis meses después de los actos cometidos en el torneo de Gonesse), cuando se preparaba para competir en una nueva prueba en Clermont-Ferrand, en el centro del país. ¿Por qué? Cerca de las 7 de la noche, la jugadora fue sorprendida en su habitación de hotel por los investigadores del Servicio Central de Carreras y Juegos (SCCJ). Los agentes de policía la localizaron tras la confesión de una de sus compañeras de habituales del circuito: la uzbeca Albina Khabibulina, 492° en 2011.

La tenista uzbeca Albina Khabibulina, involucrada en una trama de amaños de partidos y apuestas, fue suspendida de por vida.
La tenista uzbeca Albina Khabibulina, involucrada en una trama de amaños de partidos y apuestas, fue suspendida de por vida.

Khabibulina había sido detenida unas horas antes del arresto de Palkina en el marco de una investigación preliminar abierta por la fiscalía de Pontoise (Francia) por “corrupción deportiva” . En ese momento, los tribunales estaban investigando las apuestas anormales y altas realizadas desde la ciudad de Londres sobre la pérdida del “cuarto game del segundo set” por parte de Khabibulina durante el famoso torneo de Gonesse. Un partido que finalmente la uzbeca perdió en tres sets (5-7, 6-0 y 11-9) ante la jugadora francesa Aminata Sall.

El partido que Albina Khabibulina se dejó ganar y que levantó las sospechas de los investigadores en Francia.
El partido que Albina Khabibulina se dejó ganar y que levantó las sospechas de los investigadores en Francia.

¿Cómo funciona el protocolo de la ITIA? Cada alerta que recibe la “registra, evalúa y realiza un seguimiento como un indicador de que puede haber sucedido algo inapropiado”. Una alerta por sí sola no es evidencia de arreglo de partidos. Los patrones de apuestas inusuales “pueden ocurrir por diversas razones al arreglo de partidos, por ejemplo, una configuración incorrecta de las probabilidades; estado físico, fatiga o forma del jugador; condiciones de juego y circunstancias personales”. Cuando el análisis de una alerta coincide y sugiere “actividad corrupta”, la ITIA inicia una investigación completa. Eso pasó aquí, con el respaldo del Servicio Central de Carreras y Juegos (SCCJ), una pieza fundamental ya que en el asunto de los amaños y las apuestas existe una suerte de “zona gris” en el aspecto legal en muchos los países. Pero no así en Francia, donde existe realmente un compromiso de la policía nacional.

Ksenia Palkina, suspendida por 16 años, dijo que no tuvo más remedio que aceptar este pacto de corrupción por miedo a las amenazas recibidas.
Ksenia Palkina, suspendida por 16 años, dijo que no tuvo más remedio que aceptar este pacto de corrupción por miedo a las amenazas recibidas. (Matthew Stockman/)

Khabibulina negó inicialmente cualquier manipulación del resultado. “Es normal cometer dobles faltas”, dijo, según el artículo firmado por los periodistas Stéphane Sellami y Simon Bolle. Explicó que había perdido la concentración, que estaba bajo presión y enfadada. No convencidos por sus explicaciones, los investigadores habrían objetado que las cuentas de los apostadores se habían creado justo antes de ese juego y que se habían hecho apuestas sobre el “resultado exacto con una apuesta máxima”. “Fue un hecho de la casualidad”, rechazó Khabibulina. Pero unas horas más tarde, la versión cambió radicalmente: la uzbeka confesó tener “un amigo que también juega al tenis” y que le había ofrecido “perder su saque en el cuarto game del segundo set” en este modesto torneo en Gonesse, cuyo premio total era de 14.500 euros.

Khabibulina explicó que nunca recibió los 500 euros prometidos a cambio. Antes de revelar el nombre de este presunto sobornador, la uzbeca fue más allá y les dijo a los investigadores que había sido contactada a través de Facebook por un ex tenista, un tal Egor Iatsek -identificado finalmente como Yahor Yatsek, ex entrenador del ruso Aslan Karatsev, actual 34° del ranking, que saltó a la fama al alcanzar las semifinales del Abierto de Australia 2021 siendo 114° del mundo y habiendo superado la clasificación ATP. “Tenía fama de sobornar a los jugadores por dinero, así que no contesté. Fue después cuando Ksenia (Palkina) se puso en contacto conmigo”, narró Khabibulina, responsabilizando a su colega. “Lo que hice pesa en mi conciencia, tengo grandes problemas de dinero, es la única vez que cedí”, concluyó la uzbeca.

El tenista ruso Aslan Karatsev junto con su ahora ex entrenador, el bielorruso Yahor Yatsek.
El tenista ruso Aslan Karatsev junto con su ahora ex entrenador, el bielorruso Yahor Yatsek.

Interrogada bajo custodia policial, Palkina confirmó las declaraciones de su amiga. Pero ella se defendió diciendo que no tuvo más remedio que aceptar este pacto de corrupción por miedo a ver cómo sus sobornadores atacaban a sus familiares. “Me dijeron: ‘si no lo haces, sabemos dónde viven tu hija y tu madre’. Tenían su dirección y me enviaron una foto de mi madre sacando a mi hija del colegio”, dijo Palkina. Los investigadores le preguntaron por la identidad de los autores de estas amenazas y dijo que hablaban en ruso.

Tras las audiencias, las dos tenistas fueron acusadas por un juez de instrucción de Pontoise. Palkina fue acusada de “corrupción activa”. Khabibulina, asimismo, está procesada por “corrupción pasiva”. En diciembre de 2021, la ITIA la inhabilitó “de por vida por violar varias normas del programa anticorrupción”.

Karatsev y su coach sospechoso

En septiembre de 2020, en París, Yahor Yatsek (29 años) acompañaba a Karatsev, al que entrenaba desde 2018, a Roland Garros, movido del calendario ese año por la pandemia. El entrenador bielorruso se alojaba en un hotel cercano a la Torre Eiffel y fue detenido durante una mañana, después de que la policía se equivocara de habitación y despertara a Karatsev.

De entrada, el sospechoso habría admitido estar en una lista “negra” elaborada por la Agencia Internacional de Integridad del Tenis, que ya lo había interrogado en noviembre de 2019. Al parecer, estaba bajo “sospecha” de corrupción tras ser implicado por un jugador, cuyo nombre no se dio a conocer, según sus propias palabras. Al final, se le permitió viajar con Karatsev, con la condición de que siempre informara al ITIA de sus movimientos.

El tenista ruso Aslan Karatsev y el entrenador Yahor Yatsek, sospechado por integrar una red de amaños de partidos y apuestas.
El tenista ruso Aslan Karatsev y el entrenador Yahor Yatsek, sospechado por integrar una red de amaños de partidos y apuestas.

Durante su comparecencia ante los investigadores franceses, también admitió sin dificultad que había participado en apuestas deportivas, con la excepción del tenis. Dijo que ahora sólo jugaba al “póker”. Consultado por su “fama de corruptor” en el mundo del tenis, Yatsek dijo “no saber por qué” se hicieron tales acusaciones contra él, antes de relacionarlas con su “consumo excesivo de alcohol” , que sólo duró un tiempo, y su gusto por “las apuestas y los casinos”.

Admitió conocer a Khabibulina y a Palkina, pero aseguró no verlas desde hacía años y que no se había comunicado con ellas. Karatsev también fue entrevistado y negó haber corrompido o intentado corromper a alguien. “Nunca he intentado amañar partidos”, dijo el ruso tras su detención, antes de ser liberado, sin que se presentaran cargos contra él. Karatsev también fue interrogado por los investigadores de carreras y juegos, pero sólo como testigo. Al parecer, absolvió a su entrenador de las acusaciones de corrupción que pesaban sobre él.

A fines del año pasado, por motivos no aclarados, Yatsek y Karatsev dejaron de trabajar juntos. La situación llamó la atención en el circuito porque el vínculo parecía fuerte y se había sostenido durante los tiempos del ruso en el Challenger Tour, sin embargo, se interrumpió al llegar a la elite.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO: Murray pasa a la siguiente ronda tras derrotar a Thiem

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.