Armando Broja, alumno de la escuela Ronaldo Nazario

·2  min de lectura

Londres, 26 ene (EFE).- En la costa de Inglaterra, Armando Broja se está ganando en el Southampton convertirse en un futbolista importante del Chelsea en el futuro. Sus cinco goles en esta Premier, unido a los problemas ofensivos de los 'Blues', le colocan como la mejor opción de futuro para los de Thomas Tuchel.

Broja está cedido en el Southampton hasta final de temporada. Los 'Saints' ya han tanteado la posibilidad de llevarse al albanés por algo más de 20 millones, pero el Chelsea no está dispuesto a dejar que se escape a uno de los mejores productos de su factoría.

Nacido en Slough, una localidad cercana a Londres e hijo de albaneses, Broja hizo pruebas con el Reading y el Fulham antes de unirse a las categorías inferiores del Tottenham Hotspur después de que un ojeador viese cómo le elegían mejor jugador de un torneo infantil. Pero su aventura con los 'Spurs' duró poco. Quería jugar en el Chelsea, equipo del que era aficionado cuando era pequeño.

Se crió viendo a Didier Drogba dominar la Premier League con la camiseta de los 'Blues' mientras su padre le ponía vídeos de Ronaldo Nazario. Así se moldeó este delantero de 1,91 metros, con mucho equilibrio, velocidad y buen golpeo, al que hizo debutar Frank Lampard en marzo de 2020, justo antes del comienzo de la pandemia, y tras haber anotado 18 goles en 20 encuentros en el filial del Chelsea.

La covid frenó su progresión con el primer equipo y para la campaña 2020-2021 se marchó cedido al Vitesse, club satélite de los 'Blues', donde hizo 11 goles en 30 apariciones en la Eredivisie. Esto no le valió para que desde el cuerpo técnico del Chelsea se confiara en él como principal opción ofensiva para el once de Thomas Tuchel. Por eso, se invirtieron 100 millones de euros en traer a Romelu Lukaku procedente del Inter de Milán, el fichaje que, supuestamente, iba a solucionar los problemas ofensivos del campeón de Europa.

A Broja se le planteó una nueva cesión, esta vez para foguearse de verdad en la Premier. Llegó a un Southampton que acababa de dejar salir a su gran goleador, Danny Ings. Y hasta ahora no ha decepcionado. Cinco tantos en 18 partidos, lo que le convierte, a sus 20 años, en el jugador más joven en haber llegado a esta cifra esta temporada en la Premier.

Su desarrollo en las categorías inferiores, eso sí, no llamó la atención de la selección inglesa y Broja se decantó por Albania para jugar a nivel internacional. Anotó en su debut contra Kosovo y en total ha jugado diez partidos con la absoluta, contabilizando tres goles.

Ahora Broja está a la espera de lo que decida el Chelsea. Si le asegura un futuro en Stamford Bridge o si una de las grandes perlas de su cantera se tendrá que buscar las habichuelas lejos de Londres.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.