Armando Archundia quiere que los árbitros utilicen menos el VAR

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 3 (EL UNIVERSAL).- Armando Archundia, presidente de la Comisión de Arbitraje, tiene una meta con los silbantes. Durante su gestión como presidente de la Comisión de Árbitros, el dos veces mundialista quiere que el VAR cada vez se utilice menos.

Al hacer un corte de caja, sobre lo que sucedió con los árbitros en el Apertura 2022, Archundia y Enrique Osses, director técnico de la comisión, se dijeron satisfechos, y con la meta principal bien encaminada: Corregir las fallas en la administración de Arturo Brizio y dejar de abusar del VAR.

"Para este torneo se redujo en un 17 por ciento, las revisiones en cancha y eso levantó el tiempo de juego efectivo en el terreno de juego (de 51.3 a 52.3). En 171 juegos el VAR se utilizó 1,109 ocasiones con una efectividad del 98 por ciento", recalcó el dirigente.

Además se han certificado a 432 nuevos árbitros "en activo", para que sean los que utilicen el VAR, "y así eliminamos lo que pasaba antes, cuando los silbantes que ya estaban retirados, eran los que ayudaban, no ahora los que están en activo son los que ayudan y deciden".

Pero aún así, la polémica sigue: "Aunque menos que antes, eso lo deben de reconocer".

Archundia aseguró que se vivió una excelente Liguilla, y la muestra está "en ese gol anulado en el partido entre Toluca y América, una muy buena decisión provocó que no hubiera más polémica, estamos muy contentos de lo que sucedió y con los árbitros que pitaron la final" (Pachuca vs. Toluca).

Informó que ya se hizo la petición a la Concacaf y a la FIFA, para que las conversaciones que se dan en el VAR, puedan hacerse públicas: "Hay que entender que la Conmebol (en donde se da esta práctica) sólo pasan extractos, lo que quieren que se oiga".

Enarboló que para este torneo fue complicado quitar algunas malas costumbres que se tenían, "como eso de que se lucieran en la cancha, además de que trabajamos mucho en cancha. Aprendimos del pasado y no queremos repetir esos errores".

Finalmente, desmintió que en algún momento del pasado semestre, haya pensado en renunciar: "A correr nunca, siempre estaré sacando el pecho, quería llegar a esta posición, fue mi sueño y creo que los cambios han sido positivos y cuando haya más tiempo de trabajo, nos irá mejor. Nunca renuncié, nunca he sido cobarde".