Argentina vs. México: resumen, goles y resultado del partido del Mundial 2022

El abrazo de Enzo Fernández con Lionel Messi al finalizar el partido en el que la Argentina derrotó a México con goles suyos
El abrazo de Enzo Fernández con Lionel Messi al finalizar el partido en el que la Argentina derrotó a México con goles suyos - Créditos: @Aníbal Greco

Este sábado, la selección argentina derrotó a México por 2 a 0 en el cierre de la fecha 2 del grupo C del Mundial Qatar 2022, y se prendió en la pelea por la clasificación a los octavos de final luego del traspié en el debut ante Arabia Saudita. De esta manera, el equipo conducido tácticamente por Lionel Scaloni se trepó al segundo lugar de la tabla de posiciones a un punto de Polonia, rival al que enfrentará el próximo miércoles a las 16 en el Estadio 974.

En el primer tiempo del encuentro ante el elenco dirigido por Gerardo ‘Tata’ Martino, la Argentina jugó de forma preocupante, sin la reacción esperada después del mal debut. Se notó el nerviosismo de saber que si el equipo sufría otra derrota, quedaría eliminado. Hubo muchos futbolistas imprecisos en los pases (al igual que ante los saudíes, los jugadores que más se pasaron la pelota fueron los centrales y los laterales) y, como si fuera poco, no hubo tiros al arco.

En el segundo tiempo, el equipo albiceleste comenzó con las mismas dificultades pero mucho más adelantado en la cancha, obligando a México a replegarse cada vez más. Sin embargo, el desarrollo del encuentro cambió por completo a partir del ingreso de Enzo Fernández. El ex River le otorgó frescura al mediocampo y una intensidad distinta que permitió que el equipo se acomodó mejor, también renovado por los ingresos de Julián Álvarez y Nahuel Molina, como a su vez por el cambio de esquema a un 5-3-2.

Enzo Fernández entró y cambió rotundamente el partido; fue la figura de la Argentina ante México
Enzo Fernández entró y cambió rotundamente el partido; fue la figura de la Argentina ante México - Créditos: @DeFodi Images

A los 19 minutos del complemento, se abrió el cerrojo. Lionel Messi recibió una pelota a espaldas de los mediocampistas, cerca de la medialuna del área rival, y se puso de frente al arco para vencer al arquero Guillermo Ochoa con un remate certero y rasante que se metió muy cerca del palo. De esta manera, además del desahogo natural de todo el plantel, las estadísticas marcan que Leo convirtió su octavo gol en Mundiales, alcanzando de esta manera la línea de Diego Armando Maradona y Guillermo Stabile.

El segundo gol, ya con una tranquilidad mucho mayor, llegó a los 87′. Enzo Fernández, quien ingresó a disputar apenas su cuarto partido con la camiseta albiceleste (el segundo oficial), hizo uno de los mejores tantos en lo que va de la Copa del Mundo y el desahogo fue total. El mediocampista de Benfica recibió un pase de Messi, se metió en el área y, tras gambetear a Erick Gutiérrez con bicicleta incluida, definió al segundo palo del arco defendido por Guillermo Ochoa, que nada pudo hacer para despejar la pelota.

Con la victoria, el equipo albiceleste se sacó un peso enorme de encima, y así lo destacó el capitán en diálogo con los medios al término del encuentro: “Era un partido complicado para levantarnos, porque México juega bien. El primer tiempo lo jugamos con intensidad y en el segundo nos calmamos y volvimos a ser nosotros. Había que ganar para acomodarnos. Queda una final y no podemos errar”, dijo Messi.

El entrenador, Lionel Scaloni, decidió desdramatizar las sensaciones que se vivieron por los argentinos tanto antes como después del compromiso: “La sensación de que nos estamos jugando más que un partido de fútbol no la comparto. Hay que hacer que todos sientan eso, que estamos jugando un partido de fútbol, sino nos va a pasar esto cada vez que la selección juegue una partido eliminatorio”, consideró. ”Mañana sale el sol igual. Obviamente que festejé, la sensación que tengo es de alegría, pero no más que eso. Hay que tener un equilibrio cuando se gana y se pierde”, dijo en conferencia de prensa.