Argentina pide potenciar la cooperación internacional contra la covid-19

·2  min de lectura

Buenos Aires, 19 jul (EFE).- El canciller de Argentina, Santiago Cafiero, reafirmó este martes que los tratamientos y vacunas contra la covid-19 son "bienes públicos globales" que deben ser distribuidos "justa y equitativamente" en todo el mundo, y llamó a "potenciar" los mecanismos de cooperación sanitaria internacional para frenar la enfermedad.

“Todavía no hemos alcanzado los niveles de inmunidad que necesitamos para que el covid-19 no siga causando nuevas olas de contagio y más pérdidas humanas", expresó Cafiero al participar de forma virtual de la Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores sobre el Plan de Acción Global covid-19, convocada por el canciller de Japón, Yoshimasa Hayashi, y por el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken.

En el encuentro, en el que participaron ministros de más de una veintena de países, además del director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, Cafiero consideró que la única manera de frenar la enfermedad es "lograr una cobertura de vacunación suficiente, mantener la vigilancia epidemiológica, robustecer los sistemas nacionales de salud y potenciar mecanismos de cooperación sanitaria internacional”.

Según transmitió la Cancillería argentina en una nota de prensa, el representante argentino señaló que los medicamentos, tratamientos y vacunas contra la covid-19 son "bienes públicos globales que deben ser distribuidos justa y equitativamente en todo el mundo, sin exclusiones, condiciones ni demoras".

Y celebró el acuerdo alcanzado en la OMC para la exención parcial de patentes, que permitirá conceder durante los próximos 5 años licencias obligatorias de la vacuna a los países en desarrollo.

Pero Cafiero consideró que la decisión “debe ir acompañada de nuevos compromisos que promuevan la transferencia tecnológica y el financiamiento internacional para incrementar las capacidades sanitarias en los países en desarrollo”.

“Para nuestro país, la salud es un derecho humano fundamental, reconocido por nuestra Constitución, y la normativa internacional sobre derechos humanos. Con base en ese principio, reafirmamos una vez más que los medicamentos, tratamientos y vacunas contra el covid-19 son bienes públicos globales”, indicó.

"De nada sirven los saltos tecnológicos o el desarrollo farmacéutico de vanguardia, si estos no están al servicio del ser humano”, añadió, para remarcar que Argentina "continuará trabajando por una arquitectura sanitaria internacional inclusiva y equitativa, y seguirá apoyando la labor que lleva adelante la OMS”.

Argentina ha donado un total de 4,27 millones vacunas a otros países y fue elegida por la OMS para establecer un centro de producción de vacunas basadas en ARN mensajero, para promover el acceso a insumos críticos.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.