Argentina - Estonia: la calificación individual, con el brillo y la luz de Messi para iluminar el camino

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·5  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Papu Gómez, Messi y De Paul, los artífices del segundo gol del capitán argentino
ANDER GILLENEA

Aunque fueron dos rivales de distinta categoría, la Argentina repitió ante la rústica Estonia lo que había hecho contra Italia: un segundo tiempo a toda orquesta, inspirada, ninguno más que Lionel Messi, que en el estadio El Sadar, el que tantas veces visitó con Barcelona, desplegó la amplitud de su repertorio con la cifra histórica de cinco goles.

A continuación, la actuación individual con los puntajes otorgados por LA NACION.

Franco Armani (7)

Casi un espectador. Entró por primera vez en contacto con la pelota a los 22 minutos, por un par de pases atrás de Lisandro Martínez. Fue requerido una sola vez y respondió con acierto: tapó una mano a mano ante Zenjov con una salida rápida

Nahuel Molina (7)

Jugó con la vista puesta al frente. Tiró el centro para uno de los goles de Messi. Necesario para abrir la cancha ante una defensa cerrada. Un encuentro para desplegar sus condiciones ofensivas.

El toque de Rodrigo De Paul
ANDER GILLENEA


El toque de Rodrigo De Paul (ANDER GILLENEA/)

Germán Pezzella (6)

Con una torpe salida, el arquero de Estonia le cometió el penal que abrió la goleada. Defensor sobrio y aplicado, que cuenta con el apoyo del entrenador pese a no ser uno de los indiscutidos. Suma minutos para ser un relevo de Cristian Romero.

Lisandro Martínez (6)

Poco exigido, los delanteros de Estonia fueron más hacia atrás que para adelante. Quedó parado en línea con Pezzella en la única asistencia rival que pasó entre los dos zagueros y dejó a un delantero cara a cara con Armani. Como es habitual, el defensor de Ajax fue prolijo en el manejo de la pelota

Marcos Acuña (6)

Volvió tras una lesión. Puso el turbo en varias ocasiones para sorprender en ataque. Un cabezazo salió apenas desviado. Un jugador que ayuda a poner al equipo adelante con su empuje, necesario en un cotejo sin grandes demandas defensivas.

Rodrigo De Paul (7)

De su función de volante mixto explotó más su faceta ofensiva porque así lo requería el partido. Cuando Estonia estaba bastante segura en defensa, el jugador del Atlético de Madrid la quebró con un cambio de ritmo vertical que derivó en el segundo gol de Messi. De Paul fue una pieza que lubricó el circuito de pases. Se siente un jugador importante y lo demuestra.

Alexis Mac Allister (6)

La mayor innovación táctica de Scaloni. Ubicó de volante central a un jugador con características y virtudes de enganche. Desde el círculo central aseguró una salida limpia, con pases precisos. Tuvo la ventaja de no ser presionado. Por el escaso dominio de la pelota de Estonia no debió aplicarse mucho a la marca ni al anticipo. Ordenado en una posición no habitual.

El arquero de Estonia se queda con la pelota ante la llegada de Pezzella
ANDER GILLENEA


El arquero de Estonia se queda con la pelota ante la llegada de Pezzella (ANDER GILLENEA/)

Alejandro Gómez (7)

Parado como interior izquierdo, el Papu engancha y con su derecha empieza a cruzar pelotas y asociarse. Dio la asistencia del segundo gol de Messi. Participativo, siempre se ofrece para oxigenar la jugada. Otro futbolista que asegura el buen recambio de los titulares más habituales.

Lionel Messi (10)

Siempre quiere jugar y no solo como un acto de presencia, sino para lucirse y estar a la altura de su condición de crack. Un partido sin historia será recordado por sus cinco goles, cosecha inédita en sus 163 partidos en el seleccionado. La función comenzó con un penal que dejó a contrapié al arquero. El segundo fue con un zurdazo alto, desde un perfil diestro. El tercero, de N° 9 goleador, para conectar en la boca del arco un centro de Molina. El cuarto, de pillo, con la defensa de Estonia en Babia. Y el quinto, de iluminado, de predestinado; habían rematado Nicolás González, Álvarez y Dybala en una misma jugada, hasta que la pelota le llegó a Messi para la definición certera. Su romance con el seleccionado tuvo una otra prueba de amor con un racimo de goles. Ahora sí, las vacaciones en la playa con la satisfacción y la tranquilidad de que el seleccionado es lo mejor que le pasa a su vida de futbolista.

Messi y una dedicatoria repetida, por cada uno de sus cinco goles
Alvaro Barrientos


Messi y una dedicatoria repetida, por cada uno de sus cinco goles (Alvaro Barrientos/)

Julián Álvarez (6)

Movedizo, entró y salió de las jugadas. Buscó el gol, pero no se le dio. El arquero le tapó un mano a mano y en otras definiciones le faltó potencia. En cualquier caso, jugó con soltura, bien predispuesto y generoso en el despliegue.

Joaquín Correa (5)

Recostado sobre la izquierda en la doble punta que formó con Álvarez. Intentó desbordar varias veces. Su lucha fue encontrar espacios en la cerrada defensa de Estonia. Participó en el tercer gol. No tuvo oportunidades para convertir, algo que le hubiera venido bien para su confianza tras una temporada en Inter con poco continuidad.

El choque de palmas entre Messi y Álvarez, mientras se acerca Dybala
ANDER GILLENEA


El choque de palmas entre Messi y Álvarez, mientras se acerca Dybala (ANDER GILLENEA/)

Los que ingresaron

Paulo Dybala (6)

Jugó media hora. Entró con la confianza que le dio el gol ante Italia. Estuvo cerca de convertir, se lo vio rápidamente integrado. Este serie de dos partidos le dejó más aspectos positivos que participaciones anteriores.

Marcos Senesi (6)

El sueño cumplido de haber debutado en el seleccionado argentino, tras haber sido tentado para integrar el de Italia. Reemplazó a Lisandro Martínez para empezar a vivir una experiencia única.

Exequiel Palacios (6)

Entró por De Paul. El exRiver necesita sumar minutos, contacto con la pelota. Es un jugador que crece a medida que tiene continuidad.

Juan Foyth

Reemplazó a Mac Allister cuando el partido ya era un festival argentino.

Nicolás González

Sustituyó a Acuña. Tuvo una oportunidad de gol que le tapó el arquero. Otro jugador con el que se puede contar como revulsivo o alternativa.

Gonzalo Montiel

Disputó los últimos 20 minutos, por Molina, que evidentemente se quedó con el puesto. El lateral de Sevilla perdió presencia en los últimos encuentros.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.