Argentina campeón mundial: Cristian Romero reveló el motivo de su festejo en la cara de Kylian Mbappé en la final del Mundial

El momento en que Cristian "Cuti" Romero le grita a Kylian Mbappé el gol del 3-2 parcial de Argentina sobre Francia, en la final del Mundial de Qatar
El momento en que Cristian "Cuti" Romero le grita a Kylian Mbappé el gol del 3-2 parcial de Argentina sobre Francia, en la final del Mundial de Qatar - Créditos: @Martin Rickett - PA Images

Este miércoles se cumplirá el primer mes desde que la selección argentina se adjudicó el Mundial de Qatar, luego de empatar 3-3 y vencer por penales a Francia en la final en Lusail. Y a medida que van pasando los días y el calor del momento disminuye se van descubriendo cada vez más historias y curiosidades nuevas de aquel partido histórico. El nuevo protagonista en esta ocasión fue Cristian Romero, que jugó los 120 minutos de ese encuentro y aún admite no haber dejado de pensar en él: “Todos los días me pongo a ver la final, y es increíble cómo jugamos ese partido hasta el minuto 80. Merecíamos ganar por todo lo que habíamos hecho”, afirma.

En una definición donde el hincha argentino pasó por todos los estados de ánimo posibles, el conjunto de Lionel Scaloni se había puesto arriba por 2-0 a los 36 minutos y mostraba un nivel superlativo, pero dos sorpresivos goles tardíos de Kylian Mbappé forzaron el tiempo extra. Y entre la irrespirable tensión y shock del empate, la Argentina eventualmente llegaría a encontrar de nuevo la ventaja por vía de Lionel Messi, lo cual desató un festejo de Romero que posteriormente se volvió polémico. Hablando con DSports Radio, el “Cuti” se encargó de aclarar lo que ocurrió: “Me dio mucha bronca porque Enzo [Fernández] fue a hablar con Mbappé y lo trató muy mal. Y justo hace el gol Leo y me salió de adentro festejárselo en la cara por esa situación que se vivió segundos antes”, contó el defensor, que al final del encuentro también se había acordado del número 10 francés, al que le dijo que “espere cuatro años más”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En aquella entrevista, Romero dejó en claro también que no tiene remordimientos acerca del hecho, y hasta le genera un recuerdo agradable: “Son cosas que pasan ahí en el momento, y también quedan para el recuerdo de ese partido. Es un lindo recuerdo, más allá de que no es el ejemplo”, aclaró, sintiendo también la necesidad de explicar lo ocurrido porque “sale la foto y siempre somos los malos los argentinos”.

Sobre el encuentro en general, el también jugador de Tottenham reveló que lo vivió sin el mismo nerviosismo que había pasado, por ejemplo, ante Países Bajos, dado que “estaba muy concentrado adentro, tratando de encontrarle la vuelta a la situación”. Incluso era un duelo que él anticipaba: “Era un partido complicado porque sabíamos lo que eran como selección, la jerarquía que tenían. Pero siempre pensamos en nosotros, confiamos en nuestro juego. Quería enfrentarme a Francia desde el primer momento en una hipotética final, lo decía siempre en las rondas de truco, y por suerte se dio”, confesó.

Cristian Romero reveló que Francia era su rival predilecto para una hipotética final, donde luego tuvo un cruce con Kylian Mbappé
Cristian Romero reveló que Francia era su rival predilecto para una hipotética final, donde luego tuvo un cruce con Kylian Mbappé - Créditos: @Aníbal Greco

Más allá de aquel incidente puntual, el central destacó los valores que pone en práctica la selección argentina en el día a día: “Me siento muy identificado con el grupo, tiene unos valores humanos terribles”, ponderó. “Los tres más grandes [Messi, Ángel Di María y Nicolás Otamendi] marcan el camino y nosotros, los más chicos, aprendemos de ellos. Para nosotros es muy importante haber ganado y dejado valores que marcan los que somos como país y como sociedad. Estamos orgullosos en todo sentido”, continuó el cordobés, que además trazó una comparación con lo que ve fuera del plano de la selección: “En un club es difícil que todos tiren para un mismo sector, por lo menos en los clubes que me tocó jugar. Muchas veces se piensa en lo individual, que cada uno trate de resaltar, y no había un grupo”.

Y puntualmente valoró el liderazgo y la integridad de Messi, con quien se conoció a pocos días de arrancar la exitosa campaña de la Copa América 2021: “Lo que lo hace aún más grande es la sencillez y la humildad que tiene, es una persona muy simple. Desde el primer día que llegué a la selección te genera algo por dentro”, compartió Romero. “Haberlo visto así te hace dar cuenta de la gran persona que es por dentro. Los más lindos recuerdos que me voy a llevar son del trato que tuvo hacia mí, es una gran persona con un gran corazón”.

Romero jugó en seis de los siete partidos de la selección argentina en Qatar, donde destacó la unión y los valores que mostró el equipo dentro y fuera de la cancha
Romero jugó en seis de los siete partidos de la selección argentina en Qatar, donde destacó la unión y los valores que mostró el equipo dentro y fuera de la cancha - Créditos: @JUAN MABROMATA

Al igual que la mayoría de sus compañeros campeones del mundo, el “Cuti” no tuvo un amplio margen para descansar después de la hazaña, y su regreso con Tottenham a las órdenes de Antonio Conte fue veloz, algo que el futbolista admite que le jugó en contra: “Me hubiera gustado tomarme unas vacaciones para poder disfrutarlo más, para volver bien físicamente y de la cabeza Arrancar cinco días después de que termine la Copa del Mundo también es duro, por el desgaste mental que tuvimos. Hoy trato de ponerme bien físicamente de nuevo para ayudar al club a salir del bajón de partido que tuvimos [derrota por 2-0 contra Arsenal en el Derby del Norte de Londres], pasado mañana jugamos contra [Manchester] City”, reconoció, aunque luego aprovechó para mandar una “advertencia” jocosa a su futuro rival, Julián Álvarez: “Se va a tener que cuidar el Araña, que se ponga espinilleras”.

Y sobre el final de la charla, Romero reveló que tuvo un “aliado” inesperado en el camino hacia el título mundial: “El coreano Son, con quien hice una gran amistad en Tottenham, desde el primer día siempre nos apoyó a nosotros. Me mandaba mensajes diciendo ‘dale hermano, que van a ser campeones del mundo’, incluso después del primer partido que habíamos perdido. Es un gran tipo y aparte hincha de Argentina, le tengo un aprecio grande”, afirmó.