Argentina - Bolivia: cómo fueron los golazos con los que Lionel Messi superó a Pelé

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Lionel Messi despacha el formidable zurdazo combado que derrotará a Carlos Lampe; el 10 de la Argentina abrió la victoria sobre Bolivia y, de paso, alcanzó un registro histórico de Pelé.
JUAN IGNACIO RONCORONI

Fiesta del campeón de la Copa América. Fiesta del reencuentro con los hinchas. Y fiesta de Lionel Messi, autor de un triplete en la noche perfecta de Buenos Aires, objeto de aclamaciones del regresado público y dueño de un nuevo récord: el rosarino es el máximo goleador de los seleccionados que han sido campeones del mundo.

Nada de un rebote o un penal, ni de un partido amistoso. El tanto con el que Messi alcanzó la marca de 77 goles de Pelé en su seleccionado nacional fue espectacular y sirvió para, hasta el momento, sumar tres puntos en la clasificación para el Mundial Qatar 2022. Es cierto que el rival, Bolivia, pasa por un mal presente, pero hubo mucho más mérito del rosarino que defecto de los adversarios en el golazo con el que estableció el 1-0 parcial en el partido de la 10ª fecha de las eliminatorias.

A los 13 minutos, Leandro Paredes recuperó la pelota en posición de 8, avanzó hacia la izquierda con libertad para escudriñar el panorama y tocó corto para el rosarino. Entonces empezó el show, que duró apenas 3 segundos: el número 10 recibió en tres cuartos de cancha y de inmediato dejó atrás a Luis Haquín con un caño, encaró hacia el área y en el borde de la medialuna ejecutó un zurdazo curvo hacia el palo izquierdo. El arquero Carlos Lampe intentó una reacción, pero a pesar de su estatura quedó lejos de la pelota.

El primer golazo del capitán argentino

No hubo forma. Fue un golazo por la acción previa, la potencia y la precisión del disparo. Y el público, al cabo de más 800 días de no tener al seleccionado ante sus ojos, rugió en el festejo e hizo gestos de alabanza al 10.

Pero hubo más. A los 19 minutos de la parte final, Messi culminó una excelente jugada colectiva de un conjunto que no se refugió en la ventaja. La Argentina seguía apremiando a Bolivia con mucha gente en el ataque y a pesar de la superpoblación cerca del área del visitante, el capitán se combinó con Lautaro Martínez en dos paredes que lo hicieron llegar casi hasta el área chica; un primer remate fue bloqueado, pero el rebote corto le quedó al rosarino, que definió a su izquierda, otra vez con Lampe sometido.

El segundo tanto del 10 en la noche del reencuentro

Y no concluyó en eso. A los 43, entonces sí hizo un gol de goleador: oportunista, tomó un rebote que otorgó Lampe tras un fuerte disparo de Paredes. Definió de zurda, otra vez sin darle chances al arquero boliviano. Y entonces Leo terminó de darles motivo a las lágrimas y la voz distorsionada con las que cerraría la noche.

El último gol, para que fuera triplete

Con el triplete, Lionel terminó superando la marca de 77 goles de Pelé en su seleccionado. Ahora, con 79, La Pulga es el máximo anotador en un equipo que ha sido campeón del mundo (Argentina, Brasil, Uruguay, Alemania, Italia, Francia, España e Inglaterra). Todo redondo para el flamante campeón de Sudamérica.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.