Se aprieta la Serie A: Inter acabó con el invicto de Napoli

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

La Fecha 13 de la Serie A trajo a los aficionados un verdadero partidazo. Inter recibió en el Giuseppe Meazza a Napoli, uno de los líderes del campeonato. El plantel de Simone Inzaghi hizo un magnífico partido como local y consiguió una sólida victoria que pone fin al invicto del rival. Es un triunfo de oro para los neroazzurri, ya que no solo le recorta puntos a los sureños sino también a AC Milan.

Bastaron 18 minutos para que Napoli se pusiera en ventaja en el Meazza. Nicolò Barella perdió un balón en la mitad de la cancha, permitiendo la avanzada partenopea. Lorenzo insigne hizo la diagonal hacia el área y dio el balón a Piotr Zieliński en la medialuna. El polaco puso un derechazo al ángulo para poner arriba a los de Luciano Spalletti.

Solo 5 minutos más tarde, un disparo violento de Barella golpeó en la mano de Kalidou Koulibaly en el área, jugada que tuvo que ser revisada por el VAR para que se diera el penal. Hakan Calhanoglu fue el encargado de disparar desde los 12 pasos. El turco puso un tiro ajustado a la base del poste para igualar las condiciones en un partido de alta intensidad.

Inter pisó el acelerador

El plantel neroazzurro consiguió el segundo tanto a instantes del final del primer tiempo. Calhanoglu puso un centro al área desde un tiro de esquina para la cabeza de Ivan Perisic. El croata remató al arco, forzando la reacción de David Ospina. Sin embargo, la tecnología de la línea de gol detectó que el balón había ingresado al arco por un par de centímetros.

Inter logró extender la ventaja sobre la hora de partido. El plantel local se lanzó a la contra tras un ataque peligroso. Joaquín Correa hizo una gran conducción por el centro del campo y abrió el juego para su compatriota, Lautaro Martínez. El Toro puso un derechazo a poste cambiado desde la frontal del área para extender el marcador.

Reacción tardía de Napoli

Cuando el partido parecía totalmente liquidado, Napoli dio muestras de vida con un golazo. Koulibaly robó el balón en el campo contrario con presión alta y Dries Mertens disparó desde la media distancia. El belga puso un zapatazo de pierna derecha totalmente indetenible para Samir Handanovic. Los visitantes estuvieron cerca del empate milagroso sobre la hora, pero no les alcanzó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.