Anthony de Avila fue detenido en Italia por vínculos con el narcotráfico

·4  min de lectura
Anthony De Avila fue detenido en Italia; se había emitido una orden de captura contra él por sus vínculos con el narcotráfico en 2004
Anthony De Avila fue detenido en Italia; se había emitido una orden de captura contra él por sus vínculos con el narcotráfico en 2004

Estuvo en dos partidos emblemáticos para el fútbol argentino. En 1991, el día que la Argentina se consagró en Chile y recuperó la Copa América después de 32 años, lo hizo con un triunfo por 2 a 1 sobre Colombia. El Pitufo Anthony De Ávila metió el descuento y se trenzó en una disputa con Oscar Ruggeri dentro del arco. Él quería reponer lo antes posible para buscar el empate, el capitán argentino atenazaba la pelota para no entregarla y ganar tiempo. En 1996, en el partido de ida de la final de la Libertadores, América de Cali venció a River por 1 a 0 con un golazo del menudo atacante colombiano. En la vuelta en el Monumental, los millonarios ganarían con dos goles de Hernán Crespo (2-0) para levantar la Copa. Ese pequeño diablo (1,57m), escurridizo y goleador, marcó una época del fútbol latinoamericano. También tenía sus demonios fuera de la cancha. Hace un par de días fue detenido en Italia por sus vínculos con el narcotráfico. Tiene 58 años y estaba prófugo desde hace 17.

Los vínculos del narcotráfico con los equipos colombianos de fútbol nunca fueron un secreto. Pablo Escobar era hincha de Atlético Nacional. En 1989, cuando se jugó la semifinal entre el conjunto de Medellín y Danubio (Uruguay), tres árbitros argentinos (Carlos Espósito, Juan Bava y Abel Gnecco), relataron varias veces lo que vivieron antes de ese partido. La oferta con un bolso con 250.000 dólares y, antes el rechazo, la pistola 9mm de Popeye en la sien para aclarar lo que debía ocurrir en la noche siguiente. Con el tiempo los jueces se enteraron que los jugadores de Danubio también tuvieron “visitas”. Atlético Nacional ganó 6-0 y más tarde se consagró campeón ante Olimpia.

El 20 de julio de 1997 Anthony De Avila festeja con el legendario Carlos Valderrama el gol del triunfo de Colombia ante Ecuador; tras el partido le dedicó el tanto a los hermanos Rodríguez Orejuela y desde entonces se lo vinculó con el narcotráfico
CARLOS LINARES


El 20 de julio de 1997 Anthony De Avila festeja con el legendario Carlos Valderrama el gol del triunfo de Colombia ante Ecuador; tras el partido le dedicó el tanto a los hermanos Rodríguez Orejuela y desde entonces se lo vinculó con el narcotráfico (CARLOS LINARES/)

El Pitufo de Ávila, como se dijo, jugaba para América. Otra red. En 1997, por las eliminatorias, Colombia logró un fundamental triunfo ante Ecuador por 1 a 0 con un gol suyo. Con esa victoria, quedó a un paso de la clasificación para Francia 1998. Al final del partido, habló con los periodistas. Le dedicó el triunfo a Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela, los capos del Cartel de Cali, que llevaban dos años presos. Fue un escándalo. La Federación Colombiana indicó que las opiniones del futbolista no tenían nada que ver con la entidad.

De Avila le marca a la Argentina en la definición de la Copa América 1991

El atacante, en ese momento, explicó con naturalidad: “No hice nada malo, no agredí a nadie y tampoco busco beneficios personales. Si cometí un error, Dios me juzgará y yo aceptaré el castigo. Me acordé de los hermanos Rodríguez Orejuela por unos consejos que me dieron cuando tenía 19 años, y quise compartir la alegría de mi corazón con personas que ahora están pasando por un mal momento... Ha sido un acto de lealtad, ha salido de mi corazón. Ellos fueron amigos míos”.

Los medios colombianos lo castigaron con dureza. Pidieron su expulsión de la selección. Se especuló con que sería desafectado del equipo nacional, pero al año siguiente jugó el Mundial, por supuesto.

Múltiple campeón en Colombia, convirtió más de 250 goles. También tuvo un paso por la Argentina, en la temporada 1987/88, cuando visitió la camiseta de Unión y metió 7 goles en 33 partidos.

Anthony De Avila con la camiseta de Unión, en 1987
Anthony De Avila con la camiseta de Unión, en 1987


Anthony De Avila con la camiseta de Unión, en 1987

La caída en Italia

El periódico Corrieri della Sera informó que De Avila fue detenido durante una operación normal de control territorial llevada a cabo por la policía en Nápoles. En 2001 fue acusado de participar en una red de tráfico ilegal de drogas en Nápoles y Génova. Estuvo detenido y fue liberado por falta de pruebas. Pero el poder judicial italiano reunió nueva información y en diciembre de 2004 emitió un pedido de detención por tráfico y producción de drogas.

Cuando ya era buscado por la justicia italiana volvió a jugar al fútbol a los 45 años, en América de Cali. Pero siempre se las arregló para volver a Europa a pesar de que era buscado.

Anthony de Avila con la camiseta de Barcelona de Ecuador, donde cerró su carrera en 1999 (tuvo un breve regreso años más tarde, en América de Cali)
ANDRES RENDON


Anthony de Avila con la camiseta de Barcelona de Ecuador, donde cerró su carrera en 1999 (tuvo un breve regreso años más tarde, en América de Cali) (ANDRES RENDON/)

En la actualidad, el nombre de De Ávila aparecía en los registros de un grupo de narcotráfico que importaba grandes cantidades de droga a Países Bajos. Según diarios italianos, la policía seguía una pista. Se decía que lo habían visto hace unos días en una conversación con dos traficantes de Nápoles que habían sido procesados hace más de 20 años.

Cuando la policía lo atrapó finalmente, 17 años después de su pedido de captura, actuó con serenidad; dijo que era un turista, que estaba de vacaciones. Tenía puesta la camiseta de América de Cali.

Noviembre de 1996, en acción con la selección de Colombia, ante Bolivia
ENZO DE LUCA


Noviembre de 1996, en acción con la selección de Colombia, ante Bolivia (ENZO DE LUCA/)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.