La ansiedad se apoderó de Argentina en el debut de la Copa Mundial

Argentina fue protagonista de la primera sorpresa de la Copa Mundial de Catar 2022 y no lo hizo para bien: perdió frente a Arabia Saudita por 2-1 en el Lusail Stadium y ya complicó su lugar en el Grupo C.

¿Qué fue? ¿Exceso de confianza? ¿Desconocimiento de la situación? ¿Angustia? ¿Ansiedad? Bueno, se puede tomar un puñado de estas y varias opciones más para entender la derrota incluso cuando la ventaja fue inicialmente para la Albiceleste.

El equipo sudamericano llegó a este encuentro con la posibilidad de igualar el récord invicto de selecciones, que tiene Italia con 37 duelos sin perder. El rendimiento previo indicaba que, incluso, lo superaría en esta primera instancia de la máxima cita futbolística, pero no fue así.

Como suele ser en la era de Lionel Scaloni como entrenador, el combinado nacional se puso primero por delante en el marcador, pero esta vez no lo supo aguantar. Se trató del primer enfrentamiento con caída desde aquella semifinal de Copa América 2019 ante Brasil.

Y ahí se llega a otra de esas claves, la Celeste y Blanca con el plantel tal como se lo conoce en la actualidad no ha estado en más de tres años en una situación de desventaja. De hecho ha llegado a someter a algunos de sus oponentes ya sea con fútbol (el 3-0 contra Uruguay en Eliminatorias o la goleada a Italia en la Finalissima) o con carácter (la final en el Maracaná el año pasado).

Pero en esta ocasión fue distinto y por ende el desconocimiento de dicha situación adversa no le jugó a favor, puesto que el equipo en ningún momento supo encontrarle la vuelta. Especialmente durante la segunda mitad, en la que un errático Lionel Messi estuvo desconectado y sin fineza con la pelota: de sus cinco regates solo completó dos, ganó apenas cuatro de diez duelos disputados y perdió el balón en 21 oportunidades según Stats Perform.

Argentina v Saudi Arabia possesion
Argentina v Saudi Arabia possesion

En cuanto al primer tiempo, la aceleración y la ansiedad fueron de la mano. Hubo tres goles anulados por posición adelantada para Argentina. Dos en el primer tiempo de Lautaro Martínez fueron las claves de este punto.

También es cierto que ayudó la adelantada defensa de Arabia Saudita, ya sea por un plan previamente armado o por un desorden dentro de la cancha. El Toro se fue muy arriba en reiteradas ocasiones para sentir ahogado su grito de festejo a pesar de que en ambas chances definió a la perfección con toda su calidad.

Durante el Mundial de Rusia 2018, donde la Albiceleste alcanzó los octavos de final hasta perder 3-4 a manos de Francia, apenas fueron seis offsides que tuvo en contra el equipo en su totalidad. Puede ser un número corto por el sufrimiento de los once en cancha en ese torneo, pero igual es más bajo.

Es más bajo de lo que tuvo en este debut de Catar 2022. Fueron 10 posiciones adelantadas para los argentinos en este debut, de las cuales siete se dieron en la primera parte del encuentro en el Lusail Stadium.

Seguro que habrá mucho por mejorar y trabajar para Scaloni a partir de ahora. Sobre todo este último punto de la ansiedad y la aceleración, ya que lo que debe reinar en sus dirigidos a partir de este momento es la calma. Un paso más en falso puede apagar toda la ilusión de más de un año en menos de una semana.

México es el próximo oponente y claro que no resultará ser un rival accesible a pesar de que no está en su mejor momento. Será un duelo latino con mucha historia en las Copas del Mundo. Luego se vendrá Polonia para olvidar este primer partido.

Argentina tiene que pasar rápido la página para dejar atrás un arranque de Mundial que rememora a lo que pasó en Italia 1990, cuando llegaba como campeona y perdió en el debut con otra sorpresa: 0-1 ante Camerún. Aquella cita terminó con la Albiceleste en la final. ¿Qué pasará en este 2022? Quedó en evidencia que todo, absolutamente todo, puede pasar.

Foto: Getty Images