El anfitrión de la fiesta: Álvarez puso el 4 a 1 en su noche soñada

·1  min de lectura

Arrancó siendo determinante con la asistencia a De La Cruz en el primer gol y terminó el partido todavía más determinante por el tanto a falta de 15 minutos que significó su doblete en el encuentro ante Newell's.

Julián Álvarez la rompió toda ante la Lepra en Rosario, ya que participó directamente en los cuatro tantos de River, en este caso liquidando el partido poniendo el 4 a 1 en el marcador.

 

El gol llegó luego de un pelotazo cruzado de Rollheiser, que Palavecino bajó de gran manera y acomodó la pelota para que Álvarez quede mano a mano con Aguerre y convierta el gol que sentenció el partido y que puso a River cerca de la punta del campeonato.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.