Andy Murray: la conmovedora nueva “primavera” del astro, a los 34 años, juega, gana y lanza un mensaje de esperanza

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
El grito de guerra: Andy Murray venció a Denis Shapovalov en el Mutua Madrid Open; ahora, se viene Djokovic
Denis Doyle

Andy Murray va a cumplir 35 años el 15 de mayo, dentro de un puñado de días. Es una de las glorias de la vieja guardia, que resiste el paso del tiempo, aunque sabe que está dando sus últimas batallas. En su caso, no solo por la edad: por las desventuras de su físico. Es un gigante, casi, casi, en la misma sintonía que Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic.

Sin demasiado rodaje sobre polvo de ladrillo y no solo en esta temporada. No es su especialidad. Primero, despachó al austríaco Dominic Thiem. Ahora, al canadiense Denis Shapovalov. Lo hace casi en la madrugada española, ya miércoles, luego de un día cargado de mal clima. Con una cadera, técnicamente, “de metal”. Juega, grita, se enoja, crea otra sinfonía del contraataque. Defiende como en las viejas grandes galas. El ranking lo encuentra en el puesto 78°, el que supo ser número 1 mundial.

Días atrás, dejó este mensaje: “Estoy viviendo una batalla física, pero también una batalla mental: la de tratar de encontrar mi juego, tener paciencia y no frustrarme demasiado conmigo mismo, algo que siempre fue muy difícil.”

La definición

Monarca en dos ocasiones en la capital española, continuó su mejoría reciente, una nueva juventud, al imponerse por 6-1, 3-6, 6-2 sobre Denis Shapovalov en el Masters 1000 de Madrid. Murray, alguna vez primero del ranking y quien se sometió a varias cirugías de cadera en los años recientes, había ganado el lunes su primer encuentro sobre polvo de ladrillo en casi dos años. Ahora, se enfrentará este jueves con Novak Djokovic, un viejo amigo, número 1 mundial, en carrera otra vez, luego de las polémicas por las vacunas. Se enfrentaron 36 veces (25-11 para el serbio). La última vez fue hace 5 años, en Doha 2017. Nole ganó esa final: 6-3, 5-7 y 6-4.

Andy Murray, al saque, en otra estupenda tarea
Manu Fernandez


Andy Murray, al saque, en otra estupenda tarea (Manu Fernandez/)

Dokovic logró una contundente victoria sobre el francés Gael Monfils por 6-3 y 6-2. “Diría que fue mi mejor partido del año. Me sentí muy bien en la cancha”, dijo Djokovic tras el encuentro. ”Tuve un gran rendimiento. Estoy muy contento, sabiendo que hasta ahora no jugué mi mejor tenis en los pocos torneos que disputé este año y aún sigo buscando mi ritmo”, añadió. Djokovic demostró que sigue subiendo de nivel tras una primera parte de la temporada para olvidar, con su expulsión de Australia o la imposibilidad de la gira americana por su negativa a vacunarse contra el Covid-19.

Carlos Alcaraz, el adolescente sensación, continuó con su estupendo desempeño, al imponerse por 6-3 y 7-5 sobre Nikoloz Basilashvili. Siguió así en ruta de choque con su ídolo y compatriota español Rafael Nadal. El astro local abre su participación este miércoles, ante Miomir Kecmanovic.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.