Andrey Rublev se juega la expulsión de Roland Garros tras una ida de olla

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
Andrey Rublev perdió la cabeza en su debut en Roland Garros y estuvo a punto de dar un pelotazo a un miembro del personal. (Foto: Adam Pretty / Getty Images).
Andrey Rublev perdió la cabeza en su debut en Roland Garros y estuvo a punto de dar un pelotazo a un miembro del personal. (Foto: Adam Pretty / Getty Images).

El cabeza de serie número 7 de Roland Garros, Andrey Rublev, avanzó a la segunda ronda del Grand Slam de París imponiéndose al surcoreano Soonwoo Kwon en un partido que se le complicó al principio, pero acabó llevándose en el cuarto set. Precisamente al perder en la primera manga, el tenista ruso tuvo una ida de olla y se jugó la expulsión del torneo al estar a punto de dar un pelotazo a un miembro del personal.

Rublev cayó en el primer set ante su rival, que ocupa el puesto 71 del ranking de la ATP, en el tie break por 7-5. Al terminar la manga caminaba hacia su banquillo con notables gestos de enfado y haciendo algunas observaciones a la grada, posiblemente a su cuerpo técnico.

El tenista ruso aún llevaba en su mano izquierda una bola, que de repente soltó y pegó un raquetazo contra el cartel publicitario de la parte baja de su banquillo. Fue tal la fuerza con la que la golpeó, que la pelota salió rebotada y pasó rozando la cabeza de uno de los encargados de alisar la tierra que justo acababa de saltar a la pista.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de Twitter no disponible por tus preferencias de privacidad

De hecho, la pelota le tiró la gorra al suelo al limpiador, aunque afortunadamente no le golpeó y pudo continuar sin problemas con su cometido. De haberle dado en la cabeza, Rublev habría sido expulsado de Roland Garros por abuso de bola, pero se salvó por milímetros.

El número 7 del mundo ni siquiera se enteró de la que había estado a punto de liar y, al sentarse en su silla, destrozó una de sus botellas contra el suelo. El público comenzó a abuchearlo y el juez de silla le castigó con un aviso por conducta antideportiva.

Pese a este ataque de furia, Rublev fue capaz de reponerse y acabó ganando los tres siguientes sets con autoridad por 6-3, 6-2 y 6-4 para pasar a la segunda ronda del Grand Slam parisino.

Después del partido, el tenista ruso habló acerca de su incidente en la sala de prensa y quiso pedir disculpas. “Perdí la cabeza por un momento y, por supuesto, me arrepiento por lo que hice. Es inaceptable cómo golpee la bola”, explicó. “Mejor hubiera sido golpear la raqueta contra la silla, ya que la pelota puede golpear a alguien y ahí es cuando empiezan los problemas. Fue poco profesional por mi parte, espero no volver a hacerlo”.

Las reglas son, a menudo, demasiado laxas con las salidas de tono de los jugadores. El propio Rafael Nadal se quejó de ello. “Si no somos capaces de controlar este tipo de actitudes en la cancha, y han pasado otras cosas en los últimos meses, y de crear una norma o una manera de penalizar este tipo de actitudes de una forma más dura, entonces nosotros los jugadores nos sentimos cada vez más y más fuertes”, argumentó.

En un comunicado interno la ATP avisó que sería más estricta con los castigos, aunque Roland Garros y el resto de Grand Slams se rigen por las normas de la ITF. Sin embargo, los cambios de criterio son habituales y poco entendibles.

Este mismo 2022 el alemán Alexander Zverev fue excluido del torneo de Acapulco tras liarse a raquetazos con la silla del juez después de quedar eliminado en la categoría de dobles, mientras que Nick Kyrgios se libró de la expulsión en el Open de Australia pese a darle un pelotazo a un niño de la grada.

Más recordado es el caso de Novak Djokovic y su expulsión del Open de Estados Unidos de 2020 después que golpeara con rabia una bola y esta acabara impactando a una jueza de línea en la cabeza.

VÍDEO | El punto asombroso de un niño de 7 años que recuerda a Federer

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.