Andrea Martínez, sin privilegios ni contemplaciones

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 6 (EL UNIVERSAL).- Andrea Martínez, la primera pateadora que jugará en el futbol americano estudiantil de México, lejos de ser vista con delicadeza por el resto de sus compañeros y entrenadores en los Pumas CU, "es una más del equipo", advierte José Luis Canales, entrenador en jefe de la escuadra capitalina.

La estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México así se ganó un lugar. "Vinieron alrededor de 12 niñas; todas me sorprendieron por la forma en que le pegaban al balón, pero ella se quedó y se está especializando en puntos extra. Va muy bien", presume Canales.

El coach reconoce que no ha sido fácil este reto, "y estoy muy orgulloso de ella y de la forma en la que lo está tomando el equipo. Qué bueno es tener en el 95 aniversario de la organización a una mujer en el equipo".

Aclaró que, con la llegada de Andrea, sólo han cambiado algunos detalles en el protocolo de convivencia, porque "le tocan los mismos regaños que a los demás. Lo único es que tiene su propio espacio en el vestuario", junto a la doctora y la fisioterapeuta.

Palabras que respalda Diego Pareyón, linebacker y capitán de la escuadra auriazul, quien ataja las dudas —e incluso críticas— surgidas tras la llegada de Martínez: "Ella hizo todo lo que hemos hecho cada uno de nosotros para ser parte del equipo".