André Schürrle, el campeón del mundo con Alemania en 2014 que dejó el fútbol y escala montañas semidesnudo con temperaturas bajo cero

André Schürrle, el número 9, fue campeón del mundo con Alemania, pero se retiró del fútbol y encontró otra pasión
André Schürrle, el número 9, fue campeón del mundo con Alemania, pero se retiró del fútbol y encontró otra pasión - Créditos: @Facebook André Schürrle

A los 31 minutos del primer tiempo de la final del Mundial Brasil 2014, un futbolista de la selección de Alemania ingresó al campo de juego en lugar de Christoph Kramer. Ese jugador fue André Schürrle que, sin saberlo, iba a ser clave para que la Mannschaft levantara la copa. Él fue quien asistió a Mario Götze, que en el minuto 113 anotó el único tanto del partido decisivo ante Argentina. Lo cierto es que para este campeón del mundo, su vida cambió: retirado del fútbol en 2020, Schürrle encontró una pasión y se mostró en sus redes sociales escalando montañas semidesnudo.

Este exdelantero, que utilizó la camiseta número 9 en la Copa del Mundo de Brasil, se desempeñaba en Borussia Dortmund, equipo en el que tenía contrato hasta 2021. Sin embargo, el 15 julio de 2020 decidió rescindir su vínculo y dos días después anunció su retiro de la actividad deportiva. Tras dos años y medio de haber dejado de jugar, Schürrle encontró un nuevo desafío en su vida. En los últimos días se mostró a través de sus redes sociales escalando, con el torso desnudo y pantalones cortos, una montaña completamente nevada, con temperaturas bajo cero y con fuertes y heladas ráfagas de viento.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

“Día 3 de la experiencia y llegando a la cumbre con nuestro hermoso grupo! ¡La prueba mental y física más dura que he hecho! ¡Los últimos minutos no podía sentir nada y tuve que encontrar algo muy dentro de mí para seguir adelante! Una experiencia que nunca olvidaré! -19 grados, vientos de 100 km/h en nuestras caras, fuerte nieve y lluvia! Lo que aprendí... Mi cuerpo y yo somos más fuertes de lo que pensaba si pongo mi mente y alma en ello puedo hacerlo todo”, escribió el exatacante de 32 años en Instagram. Además, acompaño su posteo con fotos en los que se lo ve en acción junto a un grupo de personas.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Pero en sus cuenta redes sociales oficiales, Schürrle se muestra muy alejado del fútbol. En sus fotos se lo observa disfrutando de su familia, pero también experimentando nuevas aventuras. En una imagen incluso de lo ve dentro de una cubeta gigante, la cual contiene mucha agua y hielo, en la que se preparó para el extremo desafío que llevó a cabo en la montaña con las temperaturas muy bajas.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

André Schürrle tuvo una gran carrera como futbolista en la que anotó 110 goles en 420 partidos. Su camino comenzó en el año 2009, en Mainz donde debutó como profesional. En el año 2011 Bayer Leverkusen lo compró por 14 millones de euros. En el mercado de pases del verano de 2013, Chelsea puso sus ojos sobre él y se lo llevó por 25 millones de euros. Ya como campeón del mundo, en el equipo de Londres obtuvo la Premier League y la copa de la Liga, ambas en el año 2015. Luego pasó a Wolfsburgo y al poco tiempo, lo compró Borussia Dortmund. De allí fue cedido a Fulham y por último a Spartak Moscú en 2019. Luego regresó al Dortmund donde anunció su retiro del fútbol.

Jugando en la selección de Alemania debutó el 17 de noviembre de 2010 en el duelo amistoso ante Suecia que finalizó 0 a 0. Vistió la casaca del combinado teutón durante siete años convirtiendo 22 goles en 57 partidos disputados, tres de ellos fueron en el Mundial de Brasil 2014: uno a Argelia en octavos de final y dos muy importantes ante el anfitrión, en el inolvidable 7-1 de la semifinal. Su último partido con la camiseta germana fue el 26 de marzo de 2017. Victoria de Alemania por 4-1 sobre Azerbaiyán en un duelo por las eliminatorias para Rusia 2018. Allí, cerró su paso con dos tantos.

Una asistencia que valió un Mundial