AMLO y su 4T, a un paso de extinguir por completo a la inútil oposición de México

·4  min de lectura
El presidente Andrés Manuel López Obrador  (AMLO) y su esposa, Beatrix Gutiérrez Müller |  ORLANDO SIERRA/AFP via Getty Images
El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) y su esposa, Beatrix Gutiérrez Müller | ORLANDO SIERRA/AFP via Getty Images

El domingo 5 de junio los ciudadanos de seis estados saldrán a elegir gobernador. Elegirán titular del Poder Ejecutivo en Aguascalientes, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Quintana Roo y Tamaulipas. El total de ciudadanos que el Instituto Nacional Electoral llama a votar es 11 millones 600 mil e instalará 21 mil 74 casillas para que depositen su voto. Serán funcionarios de casilla 84 mil 36 voluntarios.

Se disputan las gubernaturas la alianza Va por México integrada por el PAN, PRI y PRD y la alianza Juntos Haremos Historia que aglutina a Morena, PT y Partido Verde. Formalmente las campañas arrancaron hace casi 60 días.

Desde antes que iniciaran las campañas la alianza Va por México puso en evidencia su fragilidad al mantener su unión solo en las candidaturas de Hidalgo, Tamaulipas, Durango y Aguascalientes. Los dirigentes de los partidos no llegaron a acuerdos y dejaron sin esta fortaleza a sus candidatos de Oaxaca y Quintana Roo.

No acudir en alianza a las seis entidades implica que no valoran los beneficios políticos que les acarrea su cohesión, como quedó en evidencia cuando juntos votaron en la Cámara de Diputados en contra de la Reforma Eléctrica, presentada por el presidente López Obrador.

Cuando formalizaron Va por México en diciembre de 2020, propusieron como objetivo arrebatar a Morena el control de la Cámara de Diputados y lo lograron en las elecciones intermedias de 2021. Ahora se presentan divididos en las elecciones estatales del próximo 5 de junio y eso aleja a Va por México del propósito posterior de convertirse en una opción real que dispute el poder a Morena en 2024.

La única encuesta verdadera es la que se realiza en las urnas el día de las elecciones, no obstante, las encuestas planteadas en días recientes, por algunas empresas que preguntan a los ciudadanos “Si hoy fuera la elección para gobernador ¿por cuál de las siguientes personas votaría?” arrojan el resultado de que Morena encabeza las preferencias electorales en los estados de Oaxaca, Hidalgo, Quintana Roo y Tamaulipas. Los propagandistas de Morena aseguran que van a ganar las seis gubernaturas.

Marko Cortés, Alejandro Moreno y Jesús Zambrano de la alianza Va x México.  Foto:  Luis Barrón / Eyepix Group/Future Publishing via Getty Images
Marko Cortés, Alejandro Moreno y Jesús Zambrano de la alianza Va x México. Foto: Luis Barrón / Eyepix Group/Future Publishing via Getty Images

El evento electoral del próximo domingo y sus previsibles resultados, no solo podrán ser interpretados como el triunfo de las elecciones de Estado, protagonizadas por Morena y apoyadas por López Obrador, al enviar a sus colaboradores cercanos a hacer campaña a favor de los candidatos en los estados, pero también para su propio provecho, iniciando así el proceso de “depuración” de su lista de aspirantes a la presidencia.

Los resultados de las elecciones serán interpretados también como la derrota y fracaso de la alianza Va por México con lo que quedará en evidencia que los esfuerzos de los interesados en su vigencia, desde los partidos y los grupos empresariales, han sido insuficientes.

Posiblemente al interior de los partidos de oposición están prendidos los focos rojos. Los resultados definitivos para los integrantes de Va por México serán el aviso de que su extinción está a punto de suceder. La noticia definitiva podría llegar con los resultados de las elecciones federales de 2024, si la tendencia perdedora continua y sus dirigentes siguen anteponiendo sus intereses personales y grupales al objetivo de sacar del poder a Morena y sus aliados.

Desde que fueron desplazados en 2018 por la Alianza Juntos Haremos Historia con Andrés Manuel López Obrador, no han sido capaces de articular una oposición en los partidos que se manifieste frente a los planteamientos, muchos errados y criticados, expresados cada mañana por el presidente.

Los pronunciamientos y críticas de los opositores, PAN, PRI y PRD han sido tímidos e insuficientes, como si tuvieran temor a ser exhibidos en las mañaneras y por eso guardan para sí mismos los argumentos en contra del gobierno que suelen hacer en privado.

La sucesión presidencial está en marcha por orden de López Obrador. En su partido Morena ya empezó la disputa interna. Pero Va por México se mantiene pasiva, como cuidándose de no caer en la provocación planteada desde Palacio Nacional y, si los resultados electorales del próximo domingo les son adversos, como es previsible, la percepción ciudadana será negativa al percibirlos como perdedores e incapaces de ofrecer una opción de cambio de gobierno.

Hasta el momento no logran en Va por México que todos los que se oponen a Morena y sus aliados, se integren. El partido Movimiento Ciudadano se mantiene al margen. No le satisface lo que ve en la alianza opositora. Considera que solo plantea un “reparto de huesos y posiciones”.

El desenlace del escenario del día de las elecciones podría contener la noticia de que se perfila la desaparición de algunos de los partidos que han sido parte de la historia de México desde hace casi cien años. La noticia sobre la extinción de estos dinosaurios podría llegar en dos años. Sorprenderían si reaccionaran. Tirar lastre, como Alito, ayudaría.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR | EN VIDEO

Perritos pintados, la atroz estafa para subir su precio y que puede matarlos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.