Amalia Pérez quiere más medallas

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, agosto 29 (EL UNIVERSAL).- Amalia Pérez continúa sin conocer su límite en el powerlifting. La medalla de oro que recién ganó en Tokio 2020 en la categoría de hasta 61 kilos se convirtió en la sexta medalla que consigue en unos Juegos Paralímpicos y la cuarta dorada de manera consecutiva. Eso podría ser suficiente para cualquier otro, pero no para la mexicana, quien ahora apunta a París 2024.

La mexicana, de 48 años de edad, levantó 131 kilogramos para quedar por delante de la uzbeka Ruza Kuzieva (130 kg) y de la nigeriana Lucy Ejike, con la misma marca y quien ostenta el récord mundial en esta categoría (142 kg), que Pérez se había propuesto romper. Aunque no logró la marca, sí añadió más brillo a un deslumbrante palmarés.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.