América, sin racha pero mostrando corazón

·1  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 15 (EL UNIVERSAL).- Parecía que América no tenía rival que le pusiera un alto en su firme paso por el Apertura 2022, pero por fin se lo ha topado, y de cara al Clásico Nacional. Las Águilas empataron (3-3) en el Estadio Azteca ante un sorpresivo Santos Laguna, que plantó cara en la Ciudad de México. El récord histórico azulcrema quedó en nueve victorias seguidas.

Vibrante arranque de partido con la gran anotación de Leo Suárez al 8’ y, un minuto después, Henry Martín aprovechó un rebote del portero Carlos Acevedo para empujar el esférico y llegar a nueve tantos, en su lucha por el liderato de goleo. Al 17’ se volvió a presentar "La Ley del ex". El argentino Suárez, con jugada similar a la que abrió el marcador, devolvió la ventaja a los Guerreros. El Azteca y los de Coapa sufrían como hace mucho no lo hacían.

Harold Preciado, en un fortuito rebote que ofreció Guillermo Ochoa, amplió la ventaja al minuto 64. Las Águilas parecían derrotadas y el Coloso de Santa Úrsula enmudeció. Había miedo.

Pero con el América no hay nada definido y, al 87’, un autogol de Hugo Rodríguez devolvió la ilusión en el inmueble. El local fue asfixiante, pero el arquero lagunero mantuvo con vida a los albiverdes, hasta que —a segundos del final— Federico Viñas empató y el Azteca cobró vida.

La primera derrota de Fernando Ortiz en casa estuvo cerca, pero el ímpetu azulcrema lo impidió. Ahora, toca el Clásico Nacional contra las Chivas, también en el Coloso de Santa Úrsula. Ya no hay un récord que cuidar, pero sí un liderato, un invicto en casa y el orgullo frente al acérrimo rival.