América sigue quieto en el Clausura: acumuló otro empate con Puebla

ALFREDO ESTRELLA/AFP via Getty Images

América está estancado en el comienzo del Clausura de la Liga MX. Ahora, por la tercera jornada de la competición, acumuló un nuevo empate, esta vez, por 2-2 con Puebla, en el Estadio Azteca, y continúa sin poder impulsarse.

Sin darle lugar a las especulaciones, los dos conjuntos salieron decididos y generaron aproximaciones hacia ambos lados. Fue un clara por parte de las Águilas la que ocasionó un suspenso en el recinto. Esto se dio a los cuatro minutos, cuando se cobró un penal a su favor, el que, a instancias del VAR, el árbitro dio marcha atrás a su fallo.

Con el paso del juego, el equipo de Fernando Ortíz fue haciéndose fuerte desde la posesión de la pelota. Mediante la tenencia, creció en el partido y avisó a través de Néstor Araújo y Diego Valdés. La Franja, en tanto, se dispuso a jugar de contragolpe, vía que le permitió hacer sus intentos por la ventaja.

Los Cremas, finalmente, cortaron con la paridad en el tanteador a los 38 minutos. Con previa serie de pases paciente, para destrabar el bloque defensivo rival, Alejandro Zendejas envió por la derecha del área, de primera intención, y Henry Martín solo tuvo que poner el pecho para empujar el balón hacia la red.

Motivado por la ventaja, el local trató de estirar distancias con nuevos remates, antes del entretiempo, lo que buscó replicar en el inicio de la segunda mitad. Sin embargo, los Camoteros lo sorprendieron con la igualdad, a los 60': Mancuello lanzó un centro medido, desde el tiro de esquina izquierdo, y Gastón Silva impactó fuerte de cabeza.

Más allá del empate, los dueños de casa no dieron lugar a un sentimiento adverso y recuperaron el marcador favorable prácticamente enseguida. Si bien pasaron por un susto por un casi gol olímpico de Mancuello, Zendejas les dio el segundo gol con un sutil toque de zurda y colocado a la derecha, en el aire, luego de un pique consecuente de un centro por la izquierda.

Desde el tanteador y el juego, las cosas estuvieron de su lado para América, pero no así en términos de fortuna, por un fuerte impacto al palo de Zendejas, tras un tiro de lejos, que hubiera significado la sentencia del encuentro. Para colmo de males, sufrió el empate.

Bajo una tónica que se repitió en los locales, con falencias a la hora de marcar la pelota parada, Puebla aprovechó para responder con un testazo de Emanuel Gularte, quien le ganó al encargado de neutralizarlo y conectó, posterior a un tiro libre de Mancuello.

Salvo por unos intentos en el cierre, las Águilas no pudieron evitar un nuevo resultado en tablas, el que los deja en la mitad de la tabla. A este maleficio del arranque del torneo, intentarán ponerle un freno en la fecha siguiente contra Mazatlán, en condición de local.

Foto: ALFREDO ESTRELLA/AFP via Getty Images