América se queda con el Clásico Nacional y es más líder que nunca

·3  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 17 (EL UNIVERSAL).- El Clásico Nacional se pintó de amarillo este sábado, pues el América venció 2-1 a las Chivas en el Estadio Azteca, en un duelo que tuvo oportunidades para ambos cuadros pero en las que América se mostró más claro en ofensiva, a diferencia de un Rebaño que buscó el gol del empate más con empuje que con buen futbol. Además, con el triunfo las Águilas consolidan su liderato en el Apertura 2022 al llegar a 35 unidades.

El primer tanto azulcrema llegó apenas al minuto 3. Henry Martin dio muestra de su buen momento, y al disputar un balón dentro del área rojiblanca buscó el contacto de penal. Olivas mordió el anzuelo y en una barrida a centímetros de la línea final golpeó al atacante azulcrema. El mismo Martin decidió cobrar y con potencia al centro marcó el primero de la noche.

Tras el gol, América solo tuvo un disparo de Valdés afuera del área, y de ahí en adelante Chivas se adueño del medio campo. Sin embargo, las oportunidades rojiblancas no fueron claras y lo único que consiguió fue que América reculara, sin poder hacerle daño definitivo.

Alexis Vega alertó con un disparo en tiro libre al 10, que pasó pegado a la horquilla, pero por fuera del arco. Fue el mismo Alexis Vega quien en un contragolpe tuvo la oportunidad de adelantar cuando al 37 superó a Néstor Araujo en velocidad tras un contragolpe, y cuando estaba por disparar únicamente ante Ochoa, el defensa uruguayo Sebastián Cáceres barrió y con la punta del botín le quitó la esférica.

Zendejas avisó al 42 para América, al recibir un preciso pase filtrado de Valdés, pero el atacante mexicano disparó sin fuerza de cara al arco. Y sería el mismo Zendejas quien marcó el segundo al 50. Emilio Lara metió un centro elevado para que Martin bajará con la cabeza y sería el ex del Necaxa quien controló con el pecho para disparar raso y superar al portero chiva.

Chivas se lanzó al frente, con más determinación que buen futbol. Al 54 un remate tras tiro de esquina exigió a Guillermo Ochoa, y es que el portero mundialista tuvo que sacar un balón en la línea de gol, que forzó el uso del VAR para determinar si había entrado o no.

El técnico Cadena hizo cambios y dio entrada al "Chicote" Calderón, quien entró y la primera pelota que tocó fue para enviarla al fondo. Un tiro libre cobrado por Alexis Vega desde el costado derecho fue peinado por "Cabecita" Rodríguez para su rival, y el rojiblanco remató solo ante la puerta azulcrema para marcar el 2-1.

Pero rumbo al final, el América tuvo las más claras para aumentar el marcador con el mismo uruguayo Rodríguez y una jugada muy clara de Diego Valdez que Federico Viñas remató al travesaño. El marcador ya no cambió y América mantuvo así el liderato general, y venció el último clásico que tenía: pues ya había superado a Pumas y de forma avasallante a Cruz Azul también.