América juega mal, pero saca el empate

·2  min de lectura

Édgar Luna Cruz Enviado

PUEBLA, Pue., mayo 12 (EL UNIVERSAL).- La Liguilla se trata de aprovechar momentos y quizá La Franja dejó pasar el suyo.

El Puebla tuvo el momento, el tiempo para irse con la ventaja en el juego de Ida de los cuartos de final contra el América, pero el orgullo águila sacó avante al cuadro de Fernando Ortiz, que logró el empate que deja todo abierto.

Pero no se puede negar que La Franja dejó vivas a las Águilas.

Como aquel juego de la Jornada 1, que fue el inicio del fin para Santiago Solari, el Puebla salió con el cuchillo entre los dientes, llevando el juego al límite.

La Franja siguió llevando el juego a los extremos de la rudeza y nadie mejor para eso que Fernando Aristeguieta; el venezolano se volvió un dolor de cabeza para los centrales visitantes.

A pesar de eso, Guillermo Ochoa no tuvo mucho trabajo, más allá de un disparo a quemarropa de Pablo Parra.

Puebla sabía que iba por la suya, que tenía que aprovechar el estar de local y sacó jugo a la fuerza de Aristeguieta para abrir el marcador (55’).

Más el pecado del Puebla fue ir por más, un pecado de esos que se agradecen, y por eso dejó espacios, los cuales eran desperdiciados por las Águilas, hasta que llegó el tanto a pelota parada, con un buen cabezazo de Sebastián Cáceres (80’). Jugada polémica, porque Bruno Valdez estaba en fuera de juego e hizo por el balón.

La serie está viva, y quizá a favor del América, que definirá todo en el Azteca, el sábado.

Severa lesión

Federico Viñas, delantero del América, sufrió un golpe fuerte en el pie derecho. Este jueves será valorado.

Los directores técnicos

Nicolás Larcamón planteó un juego ofensivo, pero no supo mantener la ventaja. Fernando Ortiz no se vio bien.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.