El Almería, un novato con sanas intenciones

·3  min de lectura

Almería, 8 ago (EFE).- La UD Almería comenzará el próximo 14 de agosto su séptima temporada en Primera División, a la que accedió para este curso tras ser el mejor equipo del campeonato de Segunda en el anterior, con lo que asume el rol de novato, pero con las sanas intenciones de asegurar la categoría cuanto antes, que es lo que han predicado desde el cuerpo técnico y hasta el último jugador.

Con fecha tope para cerrar la plantilla prevista para el próximo 31 de agosto, la entidad andaluza busca reforzar un bloque que en su gran mayoría conoce sus virtudes y defectos internos por haber compartido vestuario en la pasada campaña, en la que se convirtió en un equipo acostumbrado a vencer y que deberá cambiar el rol en una categoría superior.

La actual plantilla pasa por ser una de las más jóvenes, sino lo que más, de la categoría, aunque sigue en construcción a días del comienzo de la competición, en la que su estreno será frente al vigente campeón de LaLiga y de la Liga de Campeones, el Real Madrid.

Un equipo con muchos jugadores jóvenes, como el central brasileño Kaiky Fernandes, llegado del Santos; el lateral zurdo tarraconense Arnau Solà, desde el Barcelona B; los centrocampistas Gui Guedes, portugués del Vitoria de Guimaraes, y el eslovaco Martin Svidersky, desde el Manchester United, y el delantero serbio Marko Milovanovic, procedente del Partizan de Belgrado, mientras que la incorporación más veterana es el lateral diestro con pasaporte francés Houboulang Mendes, con 24 años.

Las salidas las configuran por ahora el portero georgiano Makaridze, que se ha ido a la Ponferradina; el lateral diestro navarro Aitor Buñuel, los centrales portugueses Nelson Monte, que vuelve al Dnipro ucraniano, y Dani Carriço, así como el delantero onubense Juan Villar y el centrocampista almeriense Javi Robles, éste cedido al Fuenlabrada.

Faltaría por llegar un portero que pelee con el murciano Fernando por la titularidad, además de otros tres o incluso cuatro jugadores con experiencia, dependiendo de las salidas, ya que el Almería tiene futbolistas en el mercado como el delantero nigeriano Umar Sadiq, cuya marcha se da por segura en el club, o centrocampistas como el portugués Samú Costa o el argentino Robertone, además del belga Ramazani, que es otro activo que ha llamado la atención.

El equipo prepara su vuelta a la máxima categoría desde el pasado 10 de julio, con once días de pretemporada en Montecastillo, en el término municipal de Jerez de la Frontera, donde disputó varios partidos en los que Joan Francesc Ferrer 'Rubi', que repite como entrenador, ha mezclado jugadores del pasado y recién llegados.

Aún quedan aspectos que limar en una plantilla sujeta a cambios antes de la vuelta a la competición, que reserva para los almerienses el partido, en teoría, más difícil de la competición por lo que supone tener que enfrentarse al vigente campeón de LaLiga y campeón de la 'Champions'.

Esa cita será en un remozado recinto, que a los dieciocho años de su inauguración ha cambiado el nombre que provocó su construcción, Juegos Mediterráneos -albergó la cita en 2005-, por el de Power Horse Stadium, un modo de captar ingresos que permitan hacer un mejor equipo para la vuelta a la máxima categoría siete años después de su descenso, en 2014-15.

(c) Agencia EFE