All Blacks - los Pumas: qué debe hacer la Argentina para repetir la hazaña en Nueva Zelanda

·6  min de lectura
Un entrenamiento de Los Pumas en Hamilton, con miras al próximo partido frente a los All Blacks
Un entrenamiento de Los Pumas en Hamilton, con miras al próximo partido frente a los All Blacks

La esperanza depositada en la persona de Michael Cheika para que levante a los Pumas se materializó rápidamente. Muy rápidamente. En dos meses, los Pumas ganaron su primera serie en la Argentina en 15 años, lograron la victoria más holgada sobre un equipo del Tier 1 y vencieron por primera vez a Nueva Zelanda como visitantes. La revancha de este sábado ante los All Blacks representa otra oportunidad de seguir haciendo historia. Un triunfo, algo que pasó de la categoría de improbable a la de exigible, dejaría al seleccionado argentino a las puertas del título. Inimaginable un par de semanas atrás. Utópico a esta misma altura en 2021.

En la doble planificación que ideó Cheika para su breve ciclo al frente de los Pumas, por una parte con el objetivo último del Mundial de Francia, y por otra enfocada en el partido por partido, seguramente haya cambios respecto a lo imaginado inicialmente. Ni el más optimista proyectaba este presente. Ahora, el entrenador australiano tiene la difícil tarea de hacer equilibrio entre estos dos caminos. Es fácil, ante la proximidad de la hazaña, obnubilarse. Caer en la tentación de ir por todo y correr a un segundo plano el eje central.

Noche inolvidable: Argentina celebra tras superar a los All Blacks como visitantes por primera vez
Noche inolvidable: Argentina celebra tras superar a los All Blacks como visitantes por primera vez - Créditos: @Getty Images

La vasta experiencia del seleccionador permite confiar en que esto no ocurrirá. Cabe preguntarse, no obstante, si su selección de jugadores habría sido la misma en otra circunstancia. Para el partido de la madrugada argentina de mañana, por la fecha 4 del Rugby Championship, que se jugará en Hamilton a partir de las 4.05 de Buenos Aires, Cheika incluyó a los 22 que tuvieron acción en el 25-17 del sábado pasado en Christchurch.

Hizo enroques de cuatro suplentes e incluyó por primera vez a Benjamín Urdapilleta, que, recuperado de una lesión, sustituye en el banco a Tomás Albornoz, el único de los 23 que no ingresó el sábado. Y aunque se haya desviado de su plan original, en la balanza de riesgo-beneficio también juega el factor anímico: no debe de haber muchas cosas más gratificantes en el rugby que ganarles dos partidos seguidos a los All Blacks.

Joel Sclavi es tacleado por Sam Cane; Lavanini llega en su ayuda
Joel Sclavi es tacleado por Sam Cane; Lavanini llega en su ayuda - Créditos: @ap

Del otro lado, no se puede soslayar el desgaste que atraviesa este grupo de jugadores. Excepto Pablo Matera, que juega en Crusaders y está en línea con el calendario del hemisferio del sur, los argentinos tuvieron apenas tres semanas de vacaciones luego de una extensa temporada en Europa, a donde deben regresar apenas finalice este certamen.

La situación conserva similitudes con lo que ocurrió en 2019. Previamente al Mundial de Japón, los Pumas debutaban en el Rugby Championship contra Nueva Zelanda en Vélez, apenas dos semanas después de que Jaguares afrontara la final del Súper Rugby. A Mario Ledesma se le presentó el dilema de utilizar a los mismos rugbiers que llegaban con la confianza por las nubes, aunque sin descanso luego de una exigente temporada, o bien incluir jugadores de recambio (por primera vez podía utilizar a los de Europa) y así resignar posibilidades de llevarse un triunfo. Eligió la primera opción y casi le salió bien: los Pumas estuvieron a un line-out en 5 yardas en la última jugada de quedarse con la victoria. Fue derrota por 20-16, pero ¿qué habría pasado después si los argentinos hubieran ganado ese partido? En todo caso, la pronta despedida del Mundial no tuvo que ver con cuestiones físicas.

Michael Cheika dispuso cuatro cambios para el desquite ante los All Blacks
Michael Cheika dispuso cuatro cambios para el desquite ante los All Blacks - Créditos: @Hannah Peters

“La planificación que hacemos a corto y largo plazos no cambia en función de estos resultados”, aclaró Cheika en una conferencia de prensa, aunque admitió: “Es cierto que en un plan a corto plazo siempre hay movimientos. Necesitamos mejorar en cuestiones tácticas y esto siempre en implica cambios. Pero la planificación a largo plazo que apunta al Mundial no cambia en nada [...] Vamos a continuar trabajando como estamos haciéndolo. El viaje hacia el Mundial es muy largo”.

Los cambios, dijo Cheika, tienen que ver con la paridad que hay en el plantel y con algunas modificaciones que pretende para este partido. El ingreso de Guido Petti Pagadizábal responde a la inestabilidad que hubo en el line-out. Cuando el segunda línea entró, el equipo mejoró mucho en eso, al margen de una pelota clave que robó en la hilera. Santiago Grondona actuó en los últimos nueve minutos y asestó siete tackles, una bestialidad. Su capacidad defensiva le valió dejar en el banco a una de las figuras en las primeras tres fechas, Juan Martín González, a quien no tiene mucho que envidiarle en cuanto a dinámica (aunque sí en el manejo de la pelota). Cheika quiere reforzar más el breakdown. Por otro lado, con la salida de Gonzalo Bertranou resigna juego con el pie, y con la de Lucio Cinti, juego aéreo. En cambio, Tomás Cubelli y Santiago Cordero ofrecen mayores amenazas con la pelota en las manos. ¿Se atreverán a jugar un poco más los Pumas?

Juan Martín González, que anotó un histórico try en el primer partido, esta vez estará entre los suplentes
Juan Martín González, que anotó un histórico try en el primer partido, esta vez estará entre los suplentes - Créditos: @Joe Allison

Es difícil pronosticar qué tipo de partido va a desarrollarse. No hay dudas que los All Blacks saldrán a dejarlo todo. Si siempre son peligrosos, ahora lo serán más. Mantenerse a tiro, como el sábado pasado, puede no ser suficiente para los Pumas. Necesitan tener más la pelota. Si mejoran en cuestiones esenciales, como la obtención, y mantienen la agresividad en defensa, pueden volver a sembrar dudas en los locales.

En una jugada arriesgada, Ian Foster, el entrenador de los neozelandeses, repetirá los 15 iniciales. Una forma de dotar de confianza a sus dirigidos en un momento en que están en baja en esa materia. ¿Cómo responderán si, una vez más, se ven apremiados por los argentinos? La respuesta puede estar en el banco, donde aparecen figuras como Beauden Barrett, Brodie Retallick y Dane Coles.

Superar lo hecho en Christchurch debería bastar para dejar satisfechos a los Pumas. Pero si algo viene mostrando este equipo, eso es que no se conforma con poco. Ahora va por más gloria.

Por aquí no pasará: Caleb Clarke es frenado con uno de los tackles en el primer partido
Por aquí no pasará: Caleb Clarke es frenado con uno de los tackles en el primer partido - Créditos: @Hannah Peters

Las formaciones

  • Nueva Zelanda: Jordie Barrett; Will Jordan, Rieko Ioane, David Havili y Caleb Clarke; Richie Mo’unga y Aaron Smith; Sam Cane (capitán), Ardie Savea y Shannon Frizell; Scott Barrett y Sam Whitelock; Tyrel Lomax, Samisoni Taukei’aho y Ethan de Groot.

  • Entrenador: Ian Foster.

  • Suplentes: Quinn Tupaea, Beauden Barrett, Finlay Christie, Dalton Papali’i, Brodie Retallick, Fletcher Newell, George Bower y Dane Coles.

  • Argentina: Juan Cruz Mallía; Emiliano Boffelli, Matías Moroni, Matías Orlando y Santiago Cordero; Santiago Carreras y Tomás Cubelli; Marcos Kremer, Pablo Matera y Santiago Grondona; Tomás Lavanini y Guido Petti Pagadizábal; Joel Sclavi, Julián Montoya (capitán) y Thomas Gallo.

  • Entrenador: Michael Cheika.

  • Suplentes: Lucio Cinti, Benjamín Urdapilleta, Gonzalo Bertranou, Juan Martín González, Matías Alemanno, Eduardo Bello, Mayco Vivas y Santiago Socino.

  • Estadio: Waikato, de Hamilton, Nueva Zelanda.

  • Árbitro: Nic Berry (Australia).

  • Hora: 4.05 del sábado en la Argentina.

  • TV: ESPN y Star+.