Los All Blacks aplastaron a Gales en Cardiff

Getty Images

Los All Blacks lograron su victoria número 33 consecutiva frente a Gales en un test mach que tuvo a Codie Taylor, Jordie Barrett y Aaron Smith con dos tries cada uno en una victoria por 55-23 en Cardiff.

Este resultado significa que Nueva Zelanda no conoce la derrota contra los Dragones Rojos en 69 años, una notable racha de dominio que se mantuvo. Además, los de Oceanía llevan diez partidos seguidos anotando al menos 33 puntos contra los británicos.

Este último triunfo de ocho tries fue, en última instancia, bastante sencillo desde el comienzo cuando Taylor apoyó dos veces en los primeros 20 minutos, aunque hubo un período en el que los dueños de casa amenazaron con acercarse a sus rivales.

Pero cada vez que los locales volvían al partido, como lo hicieron por primera vez con el deslumbrante try del debutante Rio Dyer, Nueva Zelanda se movió rápidamente para mantenerlos a distancia con respuestas inmediatas.

Jordie Barrett se metió en el marcador de anotaciones por primera vez antes del descanso, situación que luego fue mejorada con los cinco puntos que puso Aaron Smith en la previa al silbatazo que marcaba el entretiempo.

Una larga revisión del TMO le dio un try a Justin Tipuric que parecía haber devuelto la esperanza a Gales, pero la última media hora de juego fue un monólogo de los All Blacks con Ardie Savea moviendo los hilos: puso el séptimo intento y luego Samisoni Taukei'aho selló el resultado final.

Foto: Getty Images