Alivio en los Lakers: la lesión de LeBron James es menos grave de lo esperado

Getty Images

LeBron James salió con una lesión en la derrota de los Lakers en el clásico angelino contra los Clippers. El entrenador Darvin Ham brindó una actualización sobre la salud de la estrella de 37 años, quien evitó un desgarro en la ingle, pero es duda partido del viernes contra Sacramento Kings.

LeBron salió de la cancha el miércoles con una renguera a menos de seis minutos para el final del encuentro y no regresó; hizo una mueca de dolor y se tomó el área afectada por la molestia. Desde la franquicia californiana se limitaron a decir que se trató de un "dolor en la pierna izquierda".

El cuatro veces Jugador Más Valioso de la NBA se perdió 17 partidos consecutivos en la temporada 2018/19 debido a un desgarro en la ingle izquierda. Este jueves se sometió a una resonancia magnética que reveló que padece una distensión en el aductor izquierdo.

"No está roto, eso es lo más importante, que no se rompió nada. Fue una buena noticia. Estoy seguro de que es doloroso. Es dudoso (que juegue contra los Kings), veremos día a día, lo que sea, estoy feliz de que no haya nada roto", expresó Ham en diálogo con los periodistas.

Los Lakers arrancaron la temporada con un registro de 2-9, pero James se puso el equipo al hombro, promediando 24.3 puntos, 8.9 rebotes y 7.1 asistencias por partido. Su lesión se produce antes del duelo contra la escuadra de Sacramento, seguido por los compromisos ante Brooklyn Nets el domingo.

La derrota por 114-101 ante los Clippers fue la quinta consecutiva para los Lakers en un partido en el que LeBron James anotó 30 o más puntos.

Foto: Getty Images