Los alicientes de la otra Superliga para Gerard Piqué

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·4  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Barcelona, 10 sep (EFE).- El jugador del Barcelona Gerard Piqué, que ya había tenido experiencias previas en el mundo de los eSports con su grupo empresarial Kosmos, ahora ha puesto los dos pies con la compra de una plaza de la Superliga de League of Legends (LoL), una operación que según ha podido saber EFE le ha costado 300.000 euros y que le puede repercutir grandes alegrías en un futuro.

"La llegada de Piqué es una buena noticia para nosotros, para los equipos y para todos los trabajadores del sector de los eSports", sentencia Mari Carmen Fernández, responsable de innovación de nuevos negocios de Mediapro, grupo propietario de la Liga de Videojuegos Profesional (LVP), organizadora de la Superliga de LoL.

Según Sergi Mesonero, el director de ISFE Esports (la patronal europea del videojuego) hay dos motivos principales por los que a los futbolistas como Piqué les interesa invertir en los eSports: "El primero es que muchos son fans de los videojuegos, saben de qué están hablando y eso provoca que se sientan cómodos empresarialmente y hasta que interactúen con la base de usuarios porque se sienten identificados con ellos".

El segundo aliciente, considera Mesonero, es que "ven que es un sector emergente con un gran potencial por explotar en cuanto a las audiencias y que les permite llegar a un target de gente muy específico, el de los jóvenes-adultos, algo que cuesta mucho mediante los medios tradicionales".

Fernández insiste en que "es un sector que está creciendo a doble y triple dígito y que está ante una gran oportunidad de expansión territorial". Pero, además, expone un tercer argumento: "Los nuevos actores que están entrando en los eSports, como Piqué, quieren ser pioneros en la convergencia que está uniendo el entretenimiento tradicional y el nuevo".

Y augura que "este proceso de evolución que está llevando a los eSports hacia el 'mainstream' hará que lleguen referentes de otros sectores, como el de la música, que seguirán atrayendo nuevas audiencias". "Esta unión entre diferentes campos es la evolución propia de los eSports y de su proceso de maduración hacia la profesionalización", considera.

El LoL es el videojuego de ordenador más jugado del mundo, con 100 millones de jugadores. En este juego de estrategia hay dos equipos de cinco jugadores que se enfrentan con el objetivo de destruir la base del enemigo.

Según un estudio de ISFE y de la EGDF (European Games Developer Federation), en Europa hay 92 millones de seguidores de los eSports, de los cuales 46 lo son de una manera entusiasta. El LoL es el más seguido de ellos.

En el caso de la Superliga, la máxima competición del videojuego de Riot Games en España, las cifras de audiencias también son suculentas. La reciente temporada de verano, en la que Vodafone Giants fue el mejor de los 10 equipos participantes, se cerró con prácticamente cinco millones de espectadores acumulados y 2,6 millones de horas vistas, un 39% más que la edición del año anterior.

"No considero que la entrada de Piqué (lo hará junto con el 'influencer' Ibai Llanos tras haber comprado el recién ascendido eMonkeyz) pueda aportarle mucha nueva audiencia a la Superliga. Además, no es un videojuego con una entrada fácil como espectador como sucede con el FIFA, sino que te obliga a poseer unos conocimientos para entenderlo", explica Mesonero.

Pero, según el director de ISFE Esports, lo que sí puede aportar Piqué a la Superliga, gracias a su rol empresarial más allá de la faceta de futbolista, es "más reconocimiento del ecosistema español del videojuego, que la gente que aún no se haya dado cuenta de que los eSports no son una broma por fin lo haga, y que crezca la percepción pública".

Los eSports concentran los tres canales donde ahora mismo los expertos explican que están los jóvenes-adultos: los videojuegos, los videos online y las redes sociales. La Superliga 2022, que comportará el debut de Piqué como jefe de un equipo, dará inicio en enero.

La pandemia del coronavirus ha suspendido los eventos presenciales de la LVP, pero la responsable de innovación de nuevos negocios de Mediapro desea que "a partir del año que viene se puedan recuperar porque sería algo que sumaría mucho desde el punto de vista del negocio para todos los actores del sector".

La final de la Superliga de la primavera de 2020 estaba previsto que se celebrara en el Palacio de Vistalegre de Madrid con unos 4.000 espectadores, pero tuvo que anularse a causa de la pandemia. "No creo que debamos aspirar a cifras menores que antes del parón porque las audiencias han seguido creciendo", sentencia Fernández.

Sergi Escudero

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.