Alemania, con varios motivos para celebrar tras la goleada sobre Italia

·3  min de lectura

Los jugadores de Alemania podrán permitirse, al finalizar este martes, chocar algunas copas. Y no para celebrar un título, sino para disfrutar un poco más de la goleada sobre Italia, la que le significó una serie de hitos y, además, una buena despedida a una cargada temporada.

En Mönchengladbach, los teutones desplegaron un elevado nivel, que les sirvió para dominar de principio a fin el encuentro, y se despacharon con una victoria 5-2, con Joshua Kimmich, Ilkay Gündogan, Thomas Müller y Timo Werner, quien firmó un doblete, como los encargados.

Para los de Hans-Dieter Flick, esta victoria tuvo un sabor especial por varias razones, siendo la principal el hecho de acomodarse en la presente UEFA Nations League, en la que le costó despegar en el inicio.

Desde el arranque, en el Grupo 3, de la Liga A, acumularon tres empates, manteniéndolos inmóviles en la tabla, en la que se les abrió el dilema de pelear por el Final Four o enfocarse en evitar el descenso. Esta jornada, quedó resuelto y, con seis puntos, a uno de la cima, sueñan con la clasificación, en una zona complicada con Hungría, Inglaterra y los Azzurri.

Ahora bien, si apunta a su historia, este abultado triunfo le trae consigo marcas sobresalientes a la Mannschaft que, de una vez por todas, logró romper la barrera contra la Squadra Azzurra y superarla, por primera vez, en el plano oficial.

Hasta este martes, habían disputado 10 partidos, en los que los italianos alcanzaron un balance favorable con cuatro éxitos y seis igualdades. Sin embargo, esto se terminó para los alemanes y de una manera inmejorable.

Además de poder doblegar a Italia, consiguieron el triunfo más alto, en un mismo juego, frente a este seleccionado. Pero no sólo eso, sino que el 5-2 también fue el resultado más abultado por la Nations League, la que se transita apenas su tercera edición, esta campaña.

De hecho, el gol de Gündogan, el segundo en el Borussia Park, que ocurrió justo antes del descanso, ya era un récord para Alemania contra los italianos por ser la segunda vez en la que les anotó más de un tanto, al cabo de 11 partidos oficiales. La vez anterior ocurrió en las semifinales del Mundial de 1970, que terminó con derrota 4-3.

Más allá de lo que significó esta goleada para los de Flick, también les resulta una buena señal con miras al Mundial de Qatar 2022, para el que restan poco más de cinco meses para su inicio.

La Mannschaft ya sabe que España, Japón y la recién clasificada Costa Rica, serán sus rivales en el Grupo E, al que no accedió como cabeza de serie y en el que tiene la misión de mejorar la última imagen dejada en la Copa del Mundo de 2018: avanzar a la fase eliminatoria.

Foto: Matteo Ciambelli/DeFodi Images via Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.