Alemania-Costa Rica: La francesa Stéphanie Frappart sigue haciendo historia: será la primera mujer que arbitrará un partido de un Mundial

Stéphanie Frappart, como cuarto en el partido México y Polonia
Stéphanie Frappart, como cuarto en el partido México y Polonia - Créditos: @KIRILL KUDRYAVTSEV

La francesa Stéphanie Frappart continúa marcando hitos como árbitra en el fútbol masculino. Pionera en diferentes competencias al ser la primera mujer controlando partidos entre hombres, también lo será en el Mundial de Qatar. Fue designada por la FIFA para dirigir el encuentro que Alemania y Costa Rica disputarán el próximo jueves, por la última fecha del Grupo E. Como asistentes tendrá a Neuza Back (Brasil) y Karen Díaz Medina (México). Será un acontecimiento histórico e inédito en un torneo con 92 años de vida.

Frappart, de 39 años, ya había roto una barrera de género cuando ofició como cuarto referí en el encuentro México-Polonia. Esta presencia como máxima autoridad en Alemania-Costa Rica es un paso más en su progresiva inserción en el fútbol masculino. No es la única mujer entre el plantel de 36 árbitros en el Mundial. También están las juezas Salima Mukasanga (Ruanda) y Yoshimi Yamashita (Japón), y una tercera asistente: Kathryn Nesbitt, (Estados Unidos).

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

El apellido Frappart, combinado con fútbol masculino, lleva reiteradamente a la expresión “la primera mujer que...”. Como única elegible en la Champions League, en diciembre de 2020 tuvo a cargo el encuentro Juventus-Dinamo de Kiev. Nunca el campeonato de clubes más importante de Europa había tenido una árbitra principal. Por entonces, Roberto Rosetti, jefe de arbitraje de la UEFA, la destacaba: “Stéphanie demostró a lo largo de los años que es uno de los mejores árbitros, no solo de Europa, sino del mundo”. Recientemente, el 2 de noviembre, llevó adelante el 5-1 de Real Madrid sobre Celtic.

Stephanie Frappart, marcando como asistente el tiempo adicionado en México-Polonia
Stephanie Frappart, marcando como asistente el tiempo adicionado en México-Polonia

En agosto de 2019, la francesa se convirtió en la primera mujer en dirigir la final de la Supercopa de Europa que Liverpool le ganó Chelsea en definición por penales, en Estambul. Estuvo secundada por las asistentes Manuela Nicosi (Francia) y Michelle O’Neal (Irlanda). Al final del cotejo, Jürgen Klopp tuvo palabras elogiosas para el trío arbitral: “Les dije que si hubiéramos jugado como ellas dirigieron el partido, habríamos ganado 6-0. Estuvieron muy bien, tenían mucha presión en un momento histórico. Mostraron calma e hicieron lo que tenían que hacer. No podría tener más respeto por Stéphanie Frappart”.

En declaraciones a la UEFA, Frappart evita las categorizaciones de género: “No hay diferencias: el fútbol es el mismo. Son los equipos los que juegan diferente, pero es el mismo juego para hombres y mujeres. Para mí, como árbitro, es lo mismo”.

Frappart no duda y amonesta a Azpilicueta
Cuando dirigió la final de la Supercopa de Europa, en 2019, entre Chelsea y Liverpool

Nacida en Herblay, su interés por las reglas viene de cuando tenía 13 años y jugaba al fútbol en Pierrelaye y el Val-d’Oise. En 2011 se convirtió en profesional y el 28 de abril de 2019 dirigió su primer partido de la Ligue 1, en un 0-0 entre Amiens y Estrasburgo. Tres meses después fue ascendida a la categoría internacional. Desde entonces, su trayectoria evolucionó con más encuentros de la Ligue 1, la Copa de Francia y la Copa de la Liga del país galo. Y en el fútbol femenino tuvo el honor de ser designada para la final del Mundial 2019 que los Estados Unidos le ganó a Países Bajos.

Solo en la Europa League Frappart tuvo una antecesora. La suiza Nicole Petignat, entre 2004 y 2009, se le anticipó en cotejos de la etapa de clasificación de la que era la Copa UEFA.

En Qatar, país donde las mujeres no gozan de los mismos derechos que los hombres, Stéphanie Frappart enviará el jueves un fuerte mensaje desde la cancha del estadio Al Bayt.