Alejandro Sánchez Palomero resiste al calor para llevarse el bronce

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·2  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Tokio, 28 ago (EFE).- El triatleta salmantino Alejandro Sánchez Palomero se colgó la medalla de bronce en su categoría, la PTS4 de discapacitados físicos, en los Juegos Paralímpicos de Tokio, tras protagonizar una remontada en la bicicleta hasta el segundo puesto que no pudo aguantar en el tramo de carrera a pie debido al intenso que calor que hizo en la bahía de Odaiba.

El gran dominador de la prueba (750 metros de nado, 20 km de ciclismo y 5 km de carrera a pie) fue el francés Alexis Hanquinquant, triple campeón del mundo, que no encontró oposición de sus rivales en ningún sector y acabó entrando en meta con un tiempo de 59:58, aventajando en casi cuatro minutos al japonés Hideki Uda.

Palomero salió del agua tercero, en la bicicleta realizó un buen sector y adelantó un puesto pero los 53 segundos de ventaja que le llevó en la última transición a Hideki Uda, que salió octavo del agua, no fueron suficientes y terminó en meta, con un tiempo de 1:04.24, a 39 segundos del japonés.

"Estoy muy contento y muy emocionado. Ha costado mucho llegar hasta aquí. Después de Londres, que emocionalmente fue un palo enorme, el triatlón fue una apuesta personal. Mucha gente me apoyó y esto es un premio que es un regalo. Cruzar la meta dándolo todo vale más que un bronce o una plata", dijo Sánchez Palomero, en declaraciones a los medios tras la carrera.

La carrera se desarrolló con un intenso calor debido a una sensación térmica de 34 grados y una humedad del 86% en la bahía de Odaiba.

"En la bicicleta lo he dado todo pero al bajar a correr he notado el calor. Me echaba agua pero no me duraba nada", confesó el triatleta salmantino, de 34 años, que reconoció que hasta llegar a Tokio le ha "costado mucho".

"Me ha tocado estar en mi mejor momento de forma en mi peor momento emocional. Se ha pasado, está cicatrizado, y aquí estoy", concluyó.

Sánchez Palomero regresó por lo alto nueve años después a los Juegos Paralímpicos tras competir en natación en Pekín 2008, dónde logró el bronce en los 100 metros braza, y Londres 2012, en el que un cambio de normativa le impidió conseguir mejores resultados.

En 2014 decidió cambiar de deporte y probar con el triatlón, con el que lleva una trayectoria repleta de éxitos los últimos años sumando dos victorias en Europeos y tres subcampeonatos del mundo.

Sánchez Palomero compite en la categoría PTS4 de discapacitados físicos. A los 17 años, volviendo a casa en moto de su trabajo como monitor de natación, un hombre mayor cruzó por donde no podía hacerlo y para evitar atropellarle, perdió el control y cayó. En ese accidente perdió la movilidad y sensibilidad de su brazo derecho.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.