Alcaraz vuelve a tener en el US Open un estreno de los más exigentes

·3  min de lectura

Murcia, 28 ago (EFE).- Carlos Alcaraz volverá a tener en el Abierto de Estados Unidos, el martes contra el argentino Sebastián Báez, un debut de los más exigentes en su carrera profesional en torneos del Grand Slam, al que se enfrenta para "disfrutar para alcanzar un buen resultado" en su segunda presencia en Nueva York.

Así lo ha dicho Alcaraz, quien a sus 19 años es el cuarto jugador de la clasificación ATP y tercer cabeza de serie en el US Open por detrás del ruso Daniil Medvedev y el mallorquín Rafa Nadal y dada la ausencia por lesión del alemán Alexander Zverev.

Al de El Palmar el sorteo le deparó un emparejamiento con Báez, de 21 años y trigésimo séptimo jugador del mundo, para empezar.

Es otro inicio muy duro fijado para el martes a las seis de la tarde -hora española- abriendo la jornada en Flushing Meadows.

Al de San Martín se ha enfrentado en una ocasión y le ganó por 4-2, 4-1 y 4-2 en las Next Gen ATP Finales, un campeonato que Carlos conquistó en noviembre de 2021 en la ciudad italiana de Milán.

El pasado año en su primera vez en el cuarto y último Grand Slam de la temporada el pupilo de Juan Carlos Ferrero arrancó jugando frente al británico Cameron Norrie, que era el número 29 del mundo -ahora ocupa el noveno puesto- y Alcaraz, que era el 55 en el ranking internacional, se impuso por 6-4, 6-4 y 6-3 en un torneo en el que, con apenas 18 años.

De hecho llegó hasta los cuartos de final y dando la gran sorpresa en tercera ronda superando al griego Stefanos Tsitsipas, que entonces era el tercer jugador del mundo -en la actualidad es el quinto-.

Para Alcaraz será la octava participación en el cuadro final de un torneo de Grand Slam en los dos años que lleva jugándolos y siempre pasó la primera ronda.

Al margen de Norrie y Báez en el US Open el rival con mejor ranking al que se enfrentó el español en primera ronda de un "major" fue el japonés Yasutaka Uchiyama en Wimbledon 2021. El nipón era el 116 y Alcaraz le venció por 6-3, 6-7 (4), 6-2, 3-6 y 6-3.

El murciano, que cuenta con opciones de convertirse en Nueva York en número 1 de la ATP, se centra en lograr buenas sensaciones porque sabe que así tendrá muchas más posibilidades de llegar lejos.

"No quiero pensar en la presión y mi objetivo será disfrutar. Creo que si hago eso, tendré un buen resultado", ha indicado en declaraciones difundidas por la ATP.

"Me siento más fuerte que en 2021. Esta temporada hice cuartos de final en Roland Garros, he jugado partidos largos y duros contra los mejores jugadores y creo que estoy más preparado para este torneo que el año pasado", ha manifestado también.

Además ha deseado un hipotético duelo en semifinales con Nadal, que sería "fantástico", según ha reconocido, "pero hay grandes partidos por delante", ha añadido.

(c) Agencia EFE