Dainese supera a Gaviria al esprint, Juanpe López continúa el sueño rosa

  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
·3  min de lectura
En este artículo:
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Disculpa el inconveniente.
    Algo salió mal.
    Inténtalo de nuevo más tarde.

Redacción deportes, 18 (EFE).- El italiano Alberto Dainese (DS) logró la primera victoria italiana en este Giro en un emocionante esprint en el que arrebató la victoria al colombiano Fernando Gaviria en los últimos metros de la undécima etapa disputada entre Santarcangelo di Romagna y Reggio Emilia, de 203 km, jornada de transición para el líder español, Juan Pedro López (Trek).

Una jornada para esprinters a la que se apuntó Dainese (Abano Terme, 24 años), quien hábilmente se metió a rueda de los grandes favoritos de la "volata" para sorprender en los últimos metros a Gaviria, quien ya se veía ganador. El tiempo en meta fue de 4h.19.04, en jornada rápida que se cerró a 47 km/hora.

GAVIRIA Y EL EXCESO DE CONFIANZA

Gaviria pagó el exceso de confianza con la segunda plaza, mientras que la tercera plaza se la apuntó Consonni. Los grandes nombres, Demáre, Ewan y Cavendish se clasificaron a continuación, fuera del podio de la etapa.

En la general hubo un ligero cambio. Juan Pedro López se mantuvo agarrado firme a la maglia rosa, y le siguen a 12 segundos el ecuatoriano Richard Carapaz (Ineos) y el portugués Joao Almeida (UAE Emirates). Mikel Landa (Bahrain Victorious) se mantuvo séptimo a 29 segundos.

La salida se lanzó en Santarcangelo, la ciudad convertida en un teatro permanente en cada una de sus plazas. Nada más bajarse la bandera verde del director de carrera, Rastelli (Bardiani) y Tagliani (Drone Hopper), dos italianos, se lanzaron a una aventura quijotesca, de esas sentenciadas de antemano, pero, a veces, llenas de convicción.

El ilusionado dúo pasó por Cesena, ciudad natal del inolvidable "pirata" Marco Pantano, con más de 3 minutos de ventaja. Ambos hacían camino por el valle del motor, por Faenza, ciudad del Minardi; Imola, sede del circuito de F1, o Bolonia, cuna de Ducati. Dos atrevidos que eligieron un día inapropiado para la gloria, ya que los esprinters no iban a dejar escapar una presa diseñada para ellos.

Pasado el ecuador de la etapa el Ineos y Alpecin Fenix se pusieron serios en cabeza de pelotón, bajando la diferencia a marchas forzadas. La fuga estaba sentenciada, como se confirmó a 90 km de Reggio Emilia, ciudad donde surgió la bandera italiana, la "Tricolore". Fin de la aventura.

Después del despliegue de la bandera blanca por parte de los fugitivos, el pelotón rodó un rato a ritmo amable, sin agresión alguna, pero se animó De Bondt con un despegue en principio no inquietó a nadie.

DEMARE LANZA, DAINESE SORPRENDE

Pero el belga se puso el cuchillo entre los dientes, dispuesto a vender cara la caza, lo que obligó al pelotón a ponerse a 70 por hora, loco por echar mano al excampeón belga en ruta. A 2 de meta se desconectó el fugitivo, apagón de fuerzas.

El Groupama tomó el mando en el lanzamiento de la inminente llegada. El objetivo era el triplete de Démare, pero el pelotón se desmelenó, ningún equipo impuso su tren y los favoritos aparecieron en primera persona.

Atacó de lejos Démare, se le pegó a rueda Gaviria y el colombiano abrió unos metros que parecían decisivos, pero apareció por su izquierda en progresión Alberto Dainese y le birló la etapa al colombiano. El triunfo de la fe. Era la primera victoria en un grande para el italiano, y la tercera en su trayectoria profesional.

Este jueves se disputa la duodécima etapa entre Parma y Genova, la más larga de la presente edición con 204 km.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.